Conocer y evitar la caída del cabello
Previo
Aleatorio
La rutina nos lleva a olvidar a los que más queremos
Siguiente
Comer durante la noche
Alimentación

Comer durante la noche puede provocar obesidad

Comer durante la noche provoca que engordemos

Comer durante la noche es un acto en el que solemos caer de forma recurrente, ¿Quién no ha caído en la tentación, durante una noche de insomnio, de levantarse e ir a la cocina a picar algo?

Se trata de un hábito más arriesgado de lo que parece, pues puede desencadenar obesidad. Alterar el reloj biológico, es decir, obligar al cuerpo a digerir de nuevo tras la cena, en unas horas previstas para el descanso y el ahorro energético puede derivar en problemas de sobrepeso.

Es la conclusión de un estudio de la universidad de Northwestern, publicado por la revista Obesity, el cual concluyó que comer durante la noche puede convertirse en un factor de riesgo para la obesidad. La razón no es otra que la alteración del reloj circadiano, también conocido como ritmo biológico.

La báscula te dará sustos si comes entre horas

Comer entre horas favorece el aumento de peso

Horas para el ahorro energético del cuerpo

Según este ciclo diario, el organismo se relaja por la noche y reduce el gasto energético, ya que son las horas previstas para el descanso. Por ello, si ingieres calorías durante estas horas rompes el equilibrio natural entre lo que tomas y lo que en las horas siguientes vas a quemar.

Al parecer, y de acuerdo con el estudio, comer de un modo desincronizado altera el ritmo circadiano y es cuando se favorece la obesidad. De hecho, la investigación de esta universidad estadounidense comprendía un experimento con dos grupos de ratones. A ambos se les proporcionó durante seis semanas una dieta rica en grasas, pero a uno de ellos en horario nocturno, su horario habitual de la comida, y a otro durante el día. En este segundo caso se alteró el reloj biológico de los roedores y fue el grupo que más engordó.

La falta de sincronía llevó a los ratones, según los investigadores, a comer un poco más y el consumo posterior de energía era menor, por este motivo engordaban. Los ritmos biológicos del cuerpo también regulan la energía, de manera que el horario en que tomes las comidas también condiciona la aportación y el gasto calórico.

Para alejarse de la obesidad es necesario no sólo mantener un estilo de vida activo, sino también dormir las horas suficientes, ya que está constatado que un déficit de sueño también desencadena el riesgo de sobrepeso. Así mismo, se deben establecer, al menos, cuatro o cinco comidas diarias, basadas en la dieta mediterránea.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

cinco + 14 =

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo