El malware te sigue los pasos... aunque no quieras
Previo
Aleatorio
¿Qué es el comercio justo y qué ventajas tiene?
Siguiente

¿Podemos evitar las muertes en los maratones y otras pruebas?

por Joseba Barrón Arniches Sobre 20 julio, 2017
Ejercicio físico

Recientemente han fallecido dos participantes en una maratón. Uno de ellos durante el transcurso de la prueba y el otro al finalizar la misma, al regresar al hotel. 
¿Cómo podemos evitar que se vuelvan a producir estas muertes inncesarias?
Nuestro colaborador el Dr. Joseba Barrón, ofrece su visión y algunas claves para conseguirlo. 
Esperamos que su texto inspire y ayude a conseguirlo…

Desde la más profunda tristeza por las últimas dos muertes durante una maratón y precedentes anteriores, como los más de 13 deportistas atendidos y trasladados al hospital tras la Behobia–San Sebastián, considero que nos queda una media por tomar: establecer el fuera de control para evitar la muerte súbita.

Yo participo en competiciones de 80 km en bici y en marchas cicloturistas de 100 km. Si me preguntan dónde veo peores caras, peores cuerpos o personas más torturadas, no tengo atisbo de duda: en las cicloturistas.

Jamás se verá a un corredor de competición de ciclismo de veteranos desplazarse andando en una carrera y terminar dentro del control. Cuando no puede seguir el ritmo de su grupo, se retrasa más de 5 minutos o se para, se queda solo y lo retiran.

El fuera de control está perfectamente establecido en las carreras de competición de ciclismo. Es un entente entre lo que es puramente competición y lo que es un uso adecuado de los cortes de tráfico, de las carreteras, de la naturaleza que debemos poder disfrutar todos. Pues bien, este fuera de control, que ha sido muy criticado debido a que dejaba a muchos deportistas sin opciones de terminar la carrera, puede establecerse como la herramienta principal en la lucha contra la muerte súbita en el deporte de fondo.

carrera deportiva (pixabay)

carrera deportiva (pixabay)

Fijaos, la mayor atención médica se establece en la fase final de la carrera de la Behobia–San Sebastián. ¿Cuál es la razón? La mayor incidencia de desfallecimientos se da en ese tramo. Begoña Beristain relata en primera persona cómo un corredor a su lado estaba dando tumbos, pálido, desorientado, sin hacer caso a las voces de los voluntarios de la Cruz Roja que le pedían que se retirara. Él decía que podía terminar, “solo falta un kilómetro, el último” decía, y sí, podía ser su último km, pero para siempre.

Si tuviésemos un cierre de control a los 20 minutos de la cabeza, todos aquellos que no puedan correr la B-SS en 1h 20, deberían haber sido parados por los jueces y continuar andando o a un ritmo menor. Hoy tendríamos un nivel cero de muertos en esta carrera. Otro fuera de control diferente para la maratón, otro para las carreras de 10 km y así sucesivamente.

Corredores (pixabay)

Corredores (pixabay)

Pruebas de esfuerzo

Hay estudios médico-deportivos (congreso de Bilbao, 2010) que han desarrollado pruebas de esfuerzo de más de una hora de duración a continuación de la prueba de esfuerzo tradicional, en el que han detectado alteraciones electrocardiográficas que no se habían manifestado en los primeros 15 minutos. Por otro lado, la maratón tiene muertos desde su implantación en la historia. Su origen se encuentra en el mito de la gesta del soldado griego Filípides, quien en el año 490 a.c. habría muerto de fatiga tras haber corrido unos 37 km desde Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa. En realidad, Filípides recorrió el camino desde Atenas hasta Esparta para pedir refuerzos, lo que serían unos 225 kilómetros. Es decir, la muerte puede estar acechándonos cuando realizamos esfuerzos maximales de alta intensidad y larga duración en el tiempo.

musicosporlasalud.org  paciente en UCI

Descubre cómo la ONG musicosporlasalud.org regala felicidad a los pacientes en la UCI

 

[Te interesará: Prueba de esfuerzo, ¿haces deporte y todavía no te la has hecho?]

Yo he sido partidario de las pruebas de esfuerzo como requisito imprescindible para la participación en cualquier actividad deportiva, bien sea con dorsal o sin dorsal. El problema del apto en la prueba de esfuerzo es que es realmente matizable. Un deportista puede no presentar alteraciones en una prueba y tener un consumo de oxígeno que le dan un nivel “sano” pero bajo de fondo. En realidad, es una persona sana poco preparada. Eso es una bomba de relojería. Es un apto, pero puede sucederle un accidente, un mareo, una lipotimia por calor o puede deshidratarse antes que otro atleta bien preparado. Yo le doy un no apto para la competición. Ahora viene el problema: se van a otro médico que les dé el apto y solucionado.

Durante los 30 años de ejercicio de la medicina deportiva, tengo contabilizados en la consulta 3 fallecidos haciendo deporte. Los tres tenían el no apto, pero los tres fallecieron haciendo deporte maximal. Siempre he defendido que el deportista es inmortal por definición, incrédulo por cabezonería, y propenso a la épica por cultura deportiva. Son los nuevos héroes, los gladiadores de una época de paz.

prueba de esfuerzo

Prueba de esfuerzo (senkirol)

La prueba de esfuerzo es un “obstáculo” salvable, pero el juez, no. Si en un determinado momento, un juez te anuncia que llevas perdido con la cabeza de carrera 20 minutos y que no puedes seguir en la competición, obligatoriamente paras y, probablemente, este chico de Navarra hubiera salvado la vida. Hay información en la prensa que cuenta cómo sus amigos llevaban un ritmo más fuerte que él, y que les avisó de que no se sentía muy bien e iría a un ritmo menor. Imaginaos que se retrasa y que le obligan a parar. Es posible que se hubiese desvanecido también, pero en este caso, con mucho más tejido cardíaco apto para ser recuperado.

[Contenido relacionado: ¿Cuándo es interesante hacerse una prueba de esfuerzo?]

En ciclismo, este sistema está implantado en todas las competiciones, no así en las cicloturistas. Pero hay que recordar que la práctica deportiva del atletismo es mucho más exigente y se lleva más muertos.

Evidentemente, el establecimiento del fuera de control es una medida muy compleja, pero si no se hace caso a la medicina, habrá que hacer caso a la forma física: si estás en forma, corres, si no lo estás y te retrasas, debes parar; vuelve el año próximo más preparado.

La prueba de esfuerzo está implantada en el ciclismo (pixabay)

Los beneficios del fuera de control

Una vez tomada la decisión de establecer un fuera de control, solo queda el realizar las medidas oportunas para su aplicación. En carreras cortas de 10 km, sería menos tiempo que en una maratón. Se deberían hacer carreras por sexos, como ya hay alguna en Bilbao, únicamente de mujeres. Aparecerían carreras por edades, carreras de veteranos, de forma que cada sección de edad se enfrente con sus coetáneos. Todo esto llevaría a la desmasificación de la participación en las carreras populares. Esto, lejos de ser malo para la sociedad, tendría unos beneficios enormes:

1- Desaparición de la muerte en competición.
2- Realización de esfuerzos adecuados para cada forma física.
3- Motivación extra para el atleta.
4- Disfrute de todos de las carreteras con un corte de tráfico adecuado y proporcional al evento.
5- Reconocer que no pasa nada si me retiran: el espíritu deportivo no es morir en la práctica deportiva, sino mejorar las prestaciones cumpliendo cada vez más años.

El fuera de control y sus beneficios para evitar la muerte durante la práctica deportiva Clic para tuitear

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Joseba Barrón Arniches

Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: