La formación como herramienta contra la pobreza
Previo
Aleatorio
La posidonia, nuevo aislante en viviendas sostenibles
Siguiente
Como adelgazar
Ejercicio físico

Cómo adelgazar manteniendo la motivación

Adelgazar exige un trabajo regular y motivación extra. Las dos claves para saber cómo adelgazar son sin duda: El ejercicio físico y la reducción de las calorías que tomas. Son dos elementos indispensables en cualquier dieta para perder peso de una manera saludable y, sobre todo, deshacerte de esos kilos a largo plazo. Es un camino, quizá, que exige más constancia que el de las dietas milagro, pero mucho más efectivo siempre que no te jueguen una mala pasada la motivación y la paciencia. ¿Qué puedes hacer para mantenerlas y que siga vivo el interés por el ejercicio físico?

Cómo adelgazar: Planifica y evita la rutina en el ejercicio físico

Tener un objetivo, la pérdida de peso en este caso, por el que moverte siempre va a resultar alentador para llevar a cabo con éxito el plan de adelgazamiento. Prueba cada día con ejercicios diferentes para evitar caer en la monotonía. La rutina a la hora de practicar deporte te hará aborrecer este momento del día.

No te olvides de incluir los ejercicios de fuerza y de peso en tu entrenamiento habitual, ya que son dos de los factores que convertirán el deporte en beneficioso. Para motivarte, planifícate con el objeto de mejorar cada día determinados músculos. En la siguiente sesión opta por otros distintos. De este modo, poco a poco lograrás haber trabajado toda la masa muscular del organismo y te sentirás satisfecho cuando comiences a percibir la mejora.

Incluye al menos una actividad de peso semanalmente. Para los ejercicios de fuerza, recurre a las mancuernas y las bandas de resistencia. Todas estas actividades puedes llevarlas a cabo en cualquier hueco que tengas a lo largo del día, incluso en casa. Si renuncias a la constancia, adiós a la motivación.

Las lesiones son uno de los factores que suelen disuadir a muchos de los que se inician en la actividad física, para evitarlas ten en cuenta que el calentamiento y el estiramiento deben abrir y cerrar cada sesión de entrenamiento, que debe repetirse al menos tres veces a la semana. Estos ejercicios preparan al cuerpo para iniciar y concluir la actividad física, así que no los olvides por mucha prisa que tengas por practicar deporte.

El ejercicio ayuda a adelgazar, pero cuando se lleva a cabo de una manera efectiva. Una vez te adentres en la sesión deportiva, respira adecuadamente, es decir, inspira en profundidad y expira, porque el organismo requiere las dosis adecuadas de oxígeno para responder bien ante la actividad física. Si no respiras como conviene tendrás mayores dificultades y lanzarás la toalla del ejercicio físico.

Ha quedado claro, la motivación es esencial, pero… ¡no te pases con el deporte las primeras semanas!

Si piensas que no tienes tiempo aprende deportes para gente sin tiempo

Obsesionarse con cómo adelgazar es contraproducente

Una actividad física excesivamente intensa genera tensión, te impide descansar adecuadamente mientras duermes, causa irritabilidad, dolor y, en definitiva, te restará ganas para continuar con tus sesiones de entrenamiento y, por ende, con el adelgazamiento.

Aumenta progresivamente la intensidad de tus sesiones, bien sean en el gimnasio o al aire libre. Esto es, planifica para cada vez una meta en cuanto a los tiempos, el esfuerzo o la velocidad para conseguir a medio plazo una progresión. De lo contrario, te habituarás a determinados objetivos y quedarás estancado. Archiva tus progresos en alguna aplicación, hay miles que te permitirán hacer un seguimiento de tu actividad a través del teléfono móvil. Cuando veas que van mejorando, voluntariamente querrás hacer más y más deporte y sin ser consciente avanzarás en la pérdida de peso.

Sé constante. Si eres de los que el tiempo libre te escasea, apuesta por cortos ejercicios, de diez minutos, y ves incrementando su intensidad, pero no dejes de lado la práctica deportiva. Para engancharte a la actividad física habitual y no perder la motivación, intenta practicarla algún día junto a la familia o la pareja. Esa sesión supondrá un aliciente más para levantarte del sofá. Participar en actividades en grupo que organicen en tu ciudad, como carreras populares, o apuntarte a un grupo del gimnasio con inquietudes similares a las tuyas te hará mantener la constancia.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo