El restaurante de la integración
Previo
Aleatorio
Vende el excedente de energía de tu coche eléctrico
Siguiente

10 claves para trabajar con buen humor

Salvatore Moccia
Circula en Internet un discurso muy breve de un antiguo Consejero Delegado de The Coca Cola Company –Brian Dyson-, que se podría resumir así: “Imaginen la vida como un juego en el que ustedes hacen malabarismos con cinco bolas que arrojan al aire. Las cinco bolas representan: el trabajo, la familia, la salud, los amigos y el alma. Pronto se darán cuenta de que el trabajo se puede representar con una bola de goma: si cae, rebota. Pero las otras cuatro bolas: familia, salud, amigos y alma, son de vidrio. Si dejan caer una de ellas, quedarán irrevocablemente dañadas. Nunca volverán a ser las mismas. Compréndelo y busca el equilibrio en la vida”.
por Salvatore Moccia Sobre 29 octubre, 2016
Empleabilidad

10 claves para trabajar con buen humor por Salvatore Moccia

Este discurso me lleva a reflexionar sobre una de las paradojas más notables de la economía: la paradoja de Easterlin. Según este economista, el poder adquisitivo influye en la felicidad de una persona, pero solo hasta cierto punto, ya que influyen mucho más otros factores no pecuniarios, como la vida familiar y la salud. Easterlin afirma, en consecuencia, que es mejor invertir más tiempo en favor de la vida familiar y de la salud, ya que influyen en el nivel de felicidad más que el tiempo invertido para conseguir unos objetivos pecuniarios.

Según una encuesta, en el año 1981, el 20,1% de los españoles decía sentirse “muy feliz”, mientras que en el 2005 el porcentaje descendió al 13,7 % 

Para que podamos “trabajar con buen humor” y disfrutar de un año feliz, os propongo mi pequeño decálogo para encontrar la felicidad en el trabajo, ya que en el trabajo nos gastamos un tercio de nuestra vida.

  1. Las personas no son tan rígidas como suelen parecer; la rigidez la adquirimos con la madurez. Desde 1956 hasta hoy, se han descrito solamente 256 casos de “Síndrome de la persona rígida”: no seas tan rígido (Ningún hombre malo es feliz – Juvenal).
  2. La risa es un idioma universal. Los científicos creen que la risa es una herencia de los monos; de hecho, como ocurre con los bebes, los pequeños monos parecen reírse cuando les hacen cosquillas. Pero la risa de verdad es la nuestra. Ríete cada vez que puedas, incluso de ti mismo (Sé feliz viviendo, porque estarás muerto por mucho tiempo – Refrán Escocés).
  3. Incluso en los tiempos difíciles se pueden encontrar momentos de alegría: basta buscarlos (No vemos las cosas como son; las vemos como nosotros somos – El Talmud).
  4. El buen humor y el mal humor son altamente contagiosos. Las emociones se contagian, y los gafes son 3 veces más efectivos. Una emoción negativa dura 112 minutos; una positiva, solo 42: aléjate de los pesimistas (Quién es feliz, también hace felices a los demás – A. Frank).
  5. El buen humor se puede institucionalizar, o no. ¡Viva la republica feliz de mi casa! (El mundo del feliz es un mundo feliz – Goethe).
  6. El mal humor de “los de arriba” es altamente tóxico. Prometo solemnemente ser siempre un jefe “Doctor Humoris Causa” (Nunca sabremos todo el bien que puede hacer una simple sonrisa – Madre Teresa).
  7. La felicidad en el trabajo influye en la felicidad fuera del trabajo: recordarlo siempre. (Es mejor ser optimista y equivocarse, que ser pesimista y tener razón – A. Einstein).
  8. La felicidad en el trabajo influye en la salud: científicamente demostrado (Si quieres encontrar el arco iris, tienes que aguantar la lluvia – D. Parton).
  9. Es posible compaginar la felicidad con el trabajo. ¡Menos mal! (El placer que acompaña al trabajo hace olvidar la fatiga – Horacio).
  10. El trabajo feliz aumenta la productividad. Una persona optimista rinde entre el 65% y el 100% más que una persona normal (El trabajo más productivo es el que sale de las manos de un hombre contento – V. Pauchet).

En fin, aquí lo tenéis: Si tu felicidad depende de lo que hace otra persona, tienes un problema (R. Bach). Y no le pidas a Huston que te lo resuelva.
Ya no tienes excusa para trabajar con buen humor.

Salvatore Moccia
Profesor de Estrategia. Universidad UNIR-La Rioja
Doctor por la Universidad de Navarra y Profesor de estrategia, liderazgo, gestión del talento y recursos humanos.
Es autor del libro “El buscador de talentos” (EUNSA) y co-autor del libro “Trabajar con buen humor” (EUNSA).

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

4 × 3 =

Salvatore Moccia
Salvatore Moccia

Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: