Reutilizar para usar menos plástico
Previo
Aleatorio
Las mareas se convierten en fuente de energía eléctrica
Siguiente

Lo que nunca te han contado sobre la entrevista de trabajo

soyresponsable
La entrevista de trabajo es el punto culminante de un proceso de búsqueda de empleo.
por soyresponsable Sobre 4 octubre, 2017
Empleabilidad

¿Cómo triunfar en una entrevista de trabajo?

La entrevista de trabajo es el punto culminante de un proceso de búsqueda de empleo . Por tanto, debes prepararla a conciencia, desde la imagen que pretendes mostrar al entrevistador hasta el contenido de lo que deseas transmitir. Aquí tienes unos consejos “no al uso” acerca de como preparar una entrevista de trabajo.
Estos consejos no deben reemplazar tu sentido común. Úsalo, pues ser coherente es una de las características más importantes durante una entrevista de trabajo.

El currículo como “llave” de la entrevista

La clave de la entrevista personal es el currículum. El CV no te va a dar el puesto de trabajo, simplemente permitirá que optes a la entrevista de trabajo.

¿Qué hacer antes de la entrevista?

La investigación es el primer paso, incluso previo a la solicitud del puesto. Y es que no has de caer en la tentación de presentar una candidatura únicamente por razones económicas. Piensa a largo plazo y estudia la filosofía de la empresa, su actividad concreta, el valor añadido que otorga a sus productos… Si se adecúa a tus valores y capacidades, adelante: opta al empleo y comienza a preparar tu presentación ante los responsables de la firma.

Una vez realizado este paso previo, toca recabar datos sobre el puesto concreto que se oferta. Si es posible, rastrea qué otras personas lo ocuparon antes de quedar vacante, comprueba sus perfiles y redacta una lista de sus principales habilidades: encuentra tus puntos fuertes, aquellos que se adaptan al empleo y te hacen sobresalir sobre quienes lo desempeñaron con anterioridad, siempre desde una actitud positiva, pero también humilde.

Aunque pueda parecer una tarea ardua, este trabajo previo te aportará seguridad para afrontar el cara a cara y adoptar una actitud relajada y distendida. Cuanto más conozcas sobre la empresa, el puesto y el entrevistador, mejor preparado estarás para adaptarte a sus requerimientos.

Descanso y elección de la vestimenta

Trata de dormir bien la noche anterior a la entrevista para afrontarla con todos tus sentidos alerta y dedica tiempo a acicalarte: la primera impresión es la visual, y no resulta baladí. Vístete en función del puesto al que aspiras (no es lo mismo un encuentro formal que una entrevista informal para, por ejemplo, un puesto de camarero).

Muchos recomiendan ser atrevido: añadir un punto exótico o llamativo a tu atuendo para destacar y que se acuerden de ti: una corbata si eres mujer, una camisa brillante bajo la americana si eres hombre.
Nuestro consejo es justamente el contrario. ¿Recuerdas las película “Men in black”?… Mejor pasa completamente desapercibido, pues nunca conoces los gustos de la persona que te va a entrevistar.
A priori te recomendamos no llevar nada que pueda causar rechazo.

En el caso de mujeres,  lo mejor es no llevar maquillaje o alguno ligerísimo.No te maquilles con sombras o perfiladores oscuros; opta, mejor, por leves toques de iluminador y tonos neutros para potenciar la claridad de tu mirada.
Usa el sentido común, ya que un caso aparte sería un comercial de productos relacionados con la estética personal u otros trabajos similares.

Primera impresión: Presentación y saludo

El entrevistador durante los primeros segundos de la entrevista, te clasificará y es difícil que modifique esta primera impresión tras haber finalizado la entrevista.
Debes llamar a la puerta ypedir permiso para entrar. Hazlo sin avasallar, con una sonrisa abierta, franca y sincera.

El “apretón de manos” debe ser perfecto. La mano debe estar seca (húmeda denota nerviosismo) y ambas manos deben estar  a la misma altura (lo contrario significa superioridad o sumisión), debe ser corto aunque firme (sin llegar a estrujar la mano).

"dar la mano" correctamente

Confianza, sonrisa franca y “dar la mano” correctamente son claves en la entrevista de trabajo

Educación y respeto del territorio

Una entrevista de trabajo, supone una situación (a priori hostil) en un territorio desconocido, donde tu entrevistador tiene toda la ventaja. La educación es una de las características que más te ayudarán en tu entrevista de trabajo. Te indicamos algunos trucos:

  • Pídele permiso a tu entrevistador para tratarle “de tú”. En puestos de trabajo muy formales, no sería una buena idea.
  • Lleva un portafolios o libreta con las principales preguntas apuntadas y dos copia de tu CV (por si son necesarias).
  • Deja tu portafolios o bolso en el suelo (evitar dejar encima de la mesa, pues están avasallando al entrevistador).
  • Pide permiso para poner el portafolios encima de la mesa e indica “Me he traído las principales preguntar por escrito. ¿Me permites que las saque para tomar apuntes y verlo al final de la entrevista, si no se han aclarado antes?”.

La cantidad de mensajes positivos que recibirá tu interlocutor tras poner en práctica estos trucos, será muy elevada: Te has preparado la entrevista, tienes interés, eres metódico, organizado, educado… Te aconsejamos que lo pongas en práctica.

usa el portafolios en tu entrevista de trabajo

Te aconsejamos que lleves un portafolios con las principales preguntas y tomes notas

Descarga estos tres modeles de Currículum Vitae. 

  • Modelo de CV propuesto por la Unión Europea. Descárgalo aquí.
  • Modelo de CV Funcional: organizado según las funciones realizadas en tu vida profesional. Descárgalo aquí.
  • Modelo de CV Cronológico Inverso: organizado según la proximidad temporal a la fecha actual de tus experiencias profesionales. Descárgalo aquí.

La comunicación no verbal, clave en la empatía

Una de las claves,  es una buena comunicación no verbal para empatizar con tu interlocutor. Intenta imitar el tono de su voz, velocidad al hablar, postura corporal, gestos… Todo ello sin que se note. Tu interlocutor no sabrá el motivo, pero tendrá una buena impresión tras vuestra conversación.

Intenta mirar siempre dentro del triángulo comprendido entre ambos ojos y la punta de la nariz. Mirar fuera de esta área, podría conllevar connotaciones negativas en una entrevista.

Mantén la mirada de tu interlocutor (una mirada huidiza o nerviosa te restará muchísimas probabilidades) pero no la fijes durante todo el tiempo, ya que puede resultar algo intimidatorio y tu objetivo consiste en mostrar interés y transmitir una sensación de confianza.

Intenta no ponerte demasiado nervioso para demostrar que la presión no te asusta. Para ello, siéntate erguido pero nunca rígido, afloja los hombros y apoya tus explicaciones con leves movimientos de manos.

La proactividad, un valor en alza

Resulta fundamental que muestres verdadero interés en la empresa, para lo que existen distintas tácticas, la mejor de las cuales consiste en realizar preguntas: tómate, pues, la entrevista como un diálogo y pide información acerca del puesto.
La actitud activa resulta de gran valor, así como la proactividad; si a lo largo de la conversación demuestras que te has anticipado a las cuestiones y que requieres más detalles, el contratante sabrá que está ante alguien resolutivo.

Se valoran especialmente preguntas tipo: ¿Qué formación voy a recibir por parte de la empresa?, ¿Cómo se evaluarán mis resultados?, ¿Existen objetivos y variables según el desempeño?, ¿Cuál es mi plan de carrera dentro de la empresa?.

¿Qué hacer durante la entrevista?

Que tu candidatura llegue a la fase de entrevista significa que ha superado una importante criba, por lo que tienes argumentos suficientes para conquistar el puesto: únicamente has de saber comunicarlos.

Existe la posibilidad de que te postules para un puesto que requiera menos cualificación de la que posees. No te confíes, ya que puede convertirse en un escollo más que debes superar. Si es tu caso, manifiesta un verdadero interés por el nuevo cargo, señala de forma respetuosa los beneficios que puede aportar tu experiencia y muestra entusiasmo por aprender (cada empleo requiere un aprendizaje que tan solo se adquiere con la experiencia).

Un trato cordial

Si la entrevista de trabajo a la que te enfrentas es la primera que realizas con los responsables de la compañía, no debes esforzarte por mostrar tus habilidades técnicas a toda costa. Responde a lo que te pregunten sin intentar intercalar tus logros anteriores en la conversación aunque eso signifique desviarse del tema de la charla. ¿Por qué no es necesario que desmenuces tu currículum vítae? Primero, porque ya lo han leído. Y segundo y más importante: seguramente, la persona que tienes ante ti es un empleado de Recursos Humanos y desconoce los entresijos del puesto; sencillamente, evalúa tu personalidad y tu actitud. También es posible que quiera aclarar alguna duda o incoherencia de tu currículo.

Y es que las habilidades sociales, el trato correcto y la pulcritud pueden convertirse en esenciales para, por lo menos, pasar a la siguiente fase del proceso de selección. No es nada anómalo: nadie querría vincular el nombre de su compañía o la reputación de su negocio con una persona impuntual, altiva o desaliñada. Las rutinas del puesto se pueden aprender; cambiar la forma de ser de un individuo resulta mucho más complicado.

Prepara las preguntas más habituales

Existe más espacio para la improvisación en el caso de pequeñas y medianas empresas.
Si la entrevista la realiza un profesional o departamento de recursos humanos, es todo más fácil y previsible. Sería útil que prepares las preguntas más habituales.
Una de las más típicas es “¿Por qué hemos de darte este puesto de trabajo a ti?”
La característica que evaluará el interlocutor es en primer lugar la velocidad de la respuesta. Tardar en contestar indicará que no tienes las ideas claras. Lo importante es responder rápido.
La respuesta es menos importante, siempre que sea cualquiera de las consideradas como correctas.

¿Qué hacer después de la entrevista?

La entrevista no concluye cuando abandonas la sala o la sede de la empresa.
Al llegar a casa, repásala mentalmente y anota los puntos que creas que no han salido tan bien como esperabas. Elige el más importante y redacta en apenas dos o tres líneas aquello que te gustaría haber explicado durante la charla. Después, envía un email de agradecimiento por el trato recibido y adjunta ese pequeño párrafo. Para ello, has debido retener el nombre y el cargo de la persona con la que has conversado: más puntos a tu favor.

Recapitulemos

¿Como preparar una entrevista de trabajo?… Con paciencia y optimismo, atendiendo a los detalles y asegurándote de mantener una actitud positiva: conseguir la entrevista es ya un gran logro, por lo que has de confiar en tus posibilidades y actuar de manera responsable: tu futuro está en juego y tienes la oportunidad (y la capacidad) de conquistarlo.

 

La duración de la entrevista es uno de los mejores factores predictivos. Cuanto más tiempo duré mejor .

Suerte… Si te contratan, nos debes un café!

 

Para estar al día de nuestras publicaciones SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER.

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo