¿Marea negra? Suelta a las bacterias
Previo
Aleatorio
Unas fiestas de fin de año con menos plástico
Siguiente
Noticias Positivas por todo el mundo
Empleabilidad

Oferta de trabajo: se necesitan empleados alegres con mucha empatía

Se buscan trabajadores alegres para mejorar el ambiente en la oficina. Los requisitos son: alegría, empatía y motivación para contagiar a los compañeros de espíritu positivo.

¿Quién no se ha alegrado alguna vez por la felicidad de un compañero? ¿Quién no se ha puesto contento por el éxito de un colega de trabajo?

Estas cuestiones tienen una base científica, de ahí que la neurología y la psicología señalen que somos capaces de experimentar lo que otra persona siente al observar y procesar imágenes. De hecho, un estudio dirigido por el doctor Neil Harrison de la Universidad de Sussex (Reino Unido), mostró que la temperatura corporal de un grupo de espectadores bajaba tras ver a unos actores tocar hielo.

En una primera fase, la empatía equivale a un contagio emocional que se produce automática e inconscientemente. Ciertamente, hay un componente innato por el que las personas tienden a imitar el comportamiento de otros que, como señala Eduardo Punset, se debe a las neuronas espejo. Incluso a edades muy tempranas, los circuitos neuronales tienen la capacidad de sincronizar y unir la sensación con la acción. Por eso, llegados a este punto, podemos plantearnos si, realmente, las emociones son contagiosas.

Las emociones son contagiosas Clic para tuitear

Lo cierto es que existe un lenguaje inconsciente con el que nos comunicamos y mimetizamos. Cuando nuestro cerebro detecta estímulos o emociones, como la alegría o la tristeza, actuamos en consonancia con ello. Además, este efecto no solo se produce de tú a tú, sino también de forma colectiva. Las investigaciones realizadas por las universidades de Manchester y Warwick (Reino Unido) revelan que la felicidad es un estado mental contagioso y que relacionarse con personas contentas es la mejor medicina contra la depresión.

De ahí que el ambiente laboral mejore no solo cuando el jefe es alegre y cordial, sino cuando el empleado también lo es. El compañerismo, el trabajo en equipo y el buen rollo, en general, se hace extensivo cuando el trabajador predica con el ejemplo, igual que la productividad aumenta con una plantilla positiva y feliz. Así pues, para conseguir empleados alegres, las actividades orientadas a fomentar el bienestar de los trabajadores y los procesos de selección de personal son muy importantes.

la importancia del jefe [pixabay]

la importancia del jefe [pixabay]

En cuanto a este último punto, los responsables de selección deben ir más allá a la hora de valorar un determinado perfil profesional. No solo deberán centrarse en la formación académica, la experiencia en el puesto o sector, los idiomas o los logros alcanzados por parte de cada candidato, sino que tendrán que considerar que, contratando a un trabajador feliz y con empatía estarán incorporando a sus filas una valiosa fuerza productiva generadora de buen ambiente.

Y finalmente, no debemos olvidar que el cambio empieza en uno mismo: las acciones individuales son el motor de los cambios colectivos más positivos de la sociedad.

 

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo