Insomnio: Que no te quite el sueño
Previo
Aleatorio
Hipertensión arterial: No es cuestión de edad
Siguiente
Todo sobre la depresión
Salud

Conoce todo sobre la Depresión

En algún momento todos nos hemos sentidos tristes, abatidos y sin ganas de realizar alguna actividad, esto es normal por cambios físicos y psicológicos de nuestro cuerpo en un corto periodo, sin embargo, si los síntomas persisten se podría estar frente a un trastorno depresivo

¿Qué es la Depresión?

Es una enfermedad que se caracteriza por un sentimiento de profunda tristeza, decaimiento anímico, pérdida de interés por todo e imposibilidad de experimentar placer o capacidad de disfrutar  de cualquier experiencia. Se prolonga por un extenso periodo de tiempo, afectando el orden de la vida cotidiana y relaciones sociales; tanto es así que es la segunda enfermedad mental más incapacitante en cuanto al grado de discapacidad y el gasto social que origina.

Su origen no depende de la debilidad, fragilidad o carácter de una persona, es una enfermedad equiparable a otra patología crónica como la diabetes, aunque factores como el estrés y ansiedad constante pueden influir en su aparición. Como consecuencias de padecerla se encuentra que quienes la sufren tienen un 8% de mayor riesgo de muerte por suicidio.

La depresión, probablemente una de las enfermedades que ha estado presente en todas las épocas y que no hace distinción de edad, género, estilo de vida ni situación socioeconómica.

Causas de la Depresión

Existen varios factores que pueden influir en su desarrollo, unos de maneras más directas que otros:

Compra con causa social destinando el 100% a Músicos por la Salud

  • El Tabaco: la nicotina que contiene posee efectos negativos sobre el organismo, entre ellos suele afectar el funcionamiento de los neurotransmisores en el cerebro, produciendo un mayor nivel de dopamina y serotonina.
  • Problemas de tiroides: cuando la glándula tiroides no funciona bien y tienen fallos en la producción de hormonas tiroideas, como es el caso del hipotiroidismo, puede provocar depresión, ya que una de las funciones de estas hormonas es regular los niveles de serotonina.
  • Lugar de residencia: el lugar donde se vive puede estar relacionado a la salud emocional, así como el clima, personas con las que se convive, así como colores y aspecto del barrio. Por ejemplo, en las grandes ciudades suelen registrarse mayores cifras de depresión y suicidios en comparación que en pueblos en zonas rurales o cercanas a playas.
  • Insomnio: aparte de la fatiga, la irritabilidad y otra de las consecuencias de no dormir es la depresión, el cansancio generado al dormir poco genera vulnerabilidad y afecta a la toma de decisiones, algunos lo atribuyen a la falta de contacto con la naturaleza y el estrés originado por las grandes ciudades.
[Te interesará: Insomnio que no te quite el sueño]

Tipos de Depresión

  • Trastorno depresivo recurrente: se caracteriza por repetidos episodios de depresión durante los cuales se manifiesta un estado de ánimo deprimido, pérdida de interés, capacidad de disfrute, reducción de energía y actividad física, durante un periodo mínimo de dos semanas. Otros síntomas puede ser la ansiedad, alteración del sueño, falta de apetito, sentimiento de culpa, baja autoestima y dificultades de concentración.

Dependiendo la cantidad y la intensidad de los síntomas, los episodios depresivos pueden clasificarse como leves, moderados o graves.

  • Trastorno afectivo bipolar: consiste en una serie de episodios maníacos y depresivos separados por intervalos con un estado de ánimo normal. Entre las causas de estos episodios maníacos se encuentran estados de ánimo elevado o irritable, hiperactividad, autoestima excesiva y disminución del sueño.

Síntomas de la Depresión

Entre los principales síntomas que se pueden manifestar se encuentran:

  • Imposibilidad de sentir placer y disfrutar momentos gratificantes
  • Pérdida de interés ante situaciones, cosas y personas
  • Vulnerabilidad al estrés, resultando todo muy complicado
  • Empeoramiento progresivo del humor durante el día
  • Sentimiento de culpa sin sentido alguno
  • Pensamientos pesimistas y suicidas
  • Ansiedad e irritabilidad
  • Reducción de la tolerancia al dolor
  • Alteración de los ciclos de sueño, causando déficit de descanso
  • Cambios somáticos como fatiga, cambios en el apetito, variaciones de peso, disfunción sexual y problemas de estómago
  • Empeoramiento de la función cognitiva en un 94% de los casos, tales como: planificación, toma de decisiones, concentración, organización, memoria reciente y a largo plazo, agudeza mental, velocidad del pensamiento y el juicio
  • La bradipsiquia, lentitud psíquica de pensamiento y mental, y la bradilalia, lentitud en el ritmo y fluidez del habla
  • Baja actividad física
  • Disminución de la calidad de vida al verse afectada la funcionalidad del individuo para llevar a cabo actividades de su vida cotidiana, afectando sus relaciones sociales, familiares, trabajo, estudio y rutina doméstica

Al presentarse los síntomas, es indispensable el apoyo de familiares y amigos cercanos para detectarlo y buscar ayuda lo más pronto posible.

 ¿Cuestión de género?

¿Conoces cómo afecta el género a la depresión? [Fuente: www.freepik.es]

[Fuente: www.freepik.es]

De acuerdo a estudios, la depresión afecta al doble de mujeres que a hombres, concretamente, con un episodio de depresión grave a lo largo de la vida del 16,5% frente al 8,9% de los hombres. Según la asociación Mujeres para la Salud, esto va más allá de los factores hormonales de la mujer, muchas veces se debe a la falta de equidad en la distribución del trabajo productivo, reproductivo, tiempo de ocio y descanso, además afirman que al ser la mujer la principal cuidadora del hogar esto le produciría una sobrecarga física y emocional que con el tiempo tendría efectos negativos.

De igual manera, Beatriz Velardiez, responsable de comunicación de la asociación explica “las depresiones exógenas —aquellas que tienen su causa en el exterior, en las circunstancias— afectan de modo muy desigual a uno y otro sexo: el 30% afecta a los hombres y el 70% a las mujeres. Este gran porcentaje de depresiones femeninas sin causas biológicas que lo expliquen, tiene por tanto su origen en la condición de un entorno que afecta específicamente a las mujeres. Y esta realidad nos lleva a la única respuesta plausible: que la socialización de género (o sexista) es la responsable que determina las relaciones de poder/sumisión entre ambos sexos, y sus consecuencias negativas en la salud mental de las mujeres. Es decir, todas estas mujeres padecen este tipo de depresión”

Igualmente señalan cuatro etapas concretas en la vida de la mujer en la que diversas causas pueden desarrollar esta enfermedad:

  • Entre los 18 y 35 años que inician o desarrollan su etapa de autonomía profesional, donde rompen el cordón con la familia, establecen nuevas relaciones afectivas y toman decisiones hacia dónde dirigir sus vidas.
  • Convivencia en pareja y ejercicio de la maternidad, etapa donde se debe escuchar y atender necesidades de otros y queda poco tiempo para un espacio personal.
  • Final del ejercicio de rol de madre por la independencia de hijos, quedando un espacio y tiempo vacío.
  • Mujeres de más de 40 años sin parejas ni hijos, que se han enfocado toda la vida en sus carreras profesionales, pero sin embargo en esta edad cuestionan sus decisiones personales.

En cualquiera de estas etapas lo importante será acudir a un especialista para hablar y pedir consejo de cómo manejar la situación y no crear un caos interno que conlleve a la depresión.

[Te interesará: Depresión de género]

Depresión postparto

La ansiedad en el embarazo podría ser un indicador de depresión postparto, ya que el embarazo es un periodo donde surgen diferentes modificaciones metabólicas, hormonales e inmunológicas desde el inicio de la gestación. Igualmente, psicológicamente durante el embarazo la mujer experimenta cambios que, si no son manejados de manera correcta, pueden volverse de otra manera.

En el proyecto “Influencia de los factores psicológicos en el embarazo, parto y puerperio. Un estudio longitudinal”, liderado por investigadores del área de Psicología Clínica de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y financiado por el Fondo de Investigación Sanitaria (FIS), muestra que uno de los factores psicológicos más relevantes es la presencia de neuroticismo o inestabilidad emocional, debido a que algunas mujeres muestran preocupación excesiva primeramente por el feto y luego respecto a la atención médica.

Los investigadores recomiendan la atención integral para las mujeres embarazadas ya que se debe evaluar e intervenir en todos los aspectos psicológicos, especialmente emocionales con el objetivo de minimizar el riesgo de desarrollo de trastornos emocionales.

¿Depresivo por herencia?

De acuerdo a un estudio publicado por JAMA Psychiatry, donde se analizaron tres generaciones, tener padres que hayan padecido depresión o abuelos con esta misma enfermedad aumenta la probabilidad de que los nietos la posean. Sin embargo, identificar los síntomas a edades tempranas hace que se puedan realizar tratamientos precoces y evitar que pase a mayores.

[Te interesará: Tres generaciones con depresión]

Depresión y capacidad de trabajo

No detectar trastornos depresivos a tiempo y que la persona trabaje no sólo puede tener consecuencias en su salud, sino también económicas, por persona podría tener un valor económico de 5.764 euros entre costes directos sanitarios y no sanitarios como bajas laborales y pérdida de productividad laboral.

La Fundación Ramón Areces y la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental afirman que en España no existe en plan específico para abordar la depresión y cómo esta afecta tanto a la empresa como al empleado. Además, para el año 2006 los costes sanitarios directos rondaron los 2.000 euros, si se le suma la pérdida de productividad pueden llegar hasta los 5.764 euros; cuyo impacto lo asume la empresa, Seguridad Social y el propio afectado.

Miguel Roca, presidente de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, indica que las empresas no poseen un programa eficaz de prevención y detección de este trastorno, aun cuando más del 75% de quienes la padecen está en edad de trabajar. Igualmente señala que el reto es crear dentro de las empresas un clima y espacio donde se pueda hablar, compartir y notificar cualquier problema de esta índole para prevenir mayores consecuencias.

Depresión estacional

¿Quieres conocer la depresión y sus causas más comunes? [Fuente: www.freepik.es]

[Fuente: www.freepik.es]

También conocida como depresión de invierno, el trastorno afectivo estacional se refiere a los cambios en el estado de anímico que se relacionan con una determinada época del año, generalmente en el invierno. Esta situación de desánimo y abatimiento que ocurre por el frío y escasez de luz puede causar un desequilibrio hormonal y de neurotransmisores del cerebro, influyendo en el estado de ánimo de algunas personas y prolongándose durante más de dos semanas.

Científicos afirman que el clima afecta el carácter y ánimo de las personas: estar triste en días nublados y alegre en días de sol; también se relaciona con la manera de ser de las personas.

Estos trastornos pueden evitarse realizando ejercicio o actividades al aire libre que permitan aprovechar las horas de luz y producir serotonina o también conocida como hormona de la felicidad.

[Te interesará: ¿El dolor tiene algo que ver con el mal tiempo?]

Tratamiento

En la actualidad existe una variedad de tratamientos eficaces para la depresión moderada y grave, dependiendo el tipo de paciente y los efectos adversos que estos puedan causar. Los profesionales pueden ofrecer diversos tratamientos:

  • Tratamientos psicológicos: entre ellos se encuentran la activación conductual, la terapia cognitiva conductual y la psicoterapia interpersonal, realizados cara a cara, individuales o en grupo, generalmente en depresiones leves.
  • Medicamentos antidepresivos: inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y antidepresivos tricíclicos, los cuales son usados en la depresión moderada y grave de manera cautelosa, evitando su uso en niños o adolescentes.

Una dieta sana y equilibrada controla los agentes estresantes del día a día y ayudar a reducir la presión arterial y respuesta biológica. Se recomienda ingerir el pistacho ya que contiene diversos nutrientes:

  • Potasio: Regula funciones corporales básicas como la nerviosa y la muscular
  • Magnesio: es un mineral relacionado con los procesos de trasmisión neuromuscular y liberación de energía. Además, aporta un adecuado equilibrio mental ya que estimula la transmisión de impulsos nerviosos, es un remedio anti estrés y contribuye a la mejora de la calidad del sueño
  • Vitamina B: participa en el metabolismo de las proteínas y es necesaria para la producción de neurotransmisores como la serotonina, dopamina y noradrenalina
[Te puede interesar: Tratamiento de la depresión]

Recaída

Conoce todo sobre la depresión [Fuente: www.freepik.es]

[Fuente: www.freepik.es]

De acuerdo a especialistas un 75% de las personas que han padecido depresión pueden sufrir una recaída, debido a que después de un episodio depresivo las probabilidades de otro se encuentran entre el 50 y 60%; luego de dos episodios, la posibilidad de recurrencia se incrementa al 70% y así sucesivamente. A pesar que dos tercios de los pacientes responden al tratamiento para la depresión, solo el 33% de ellos puede desarrollar su vida de la misma manera en que antes.

En las siguientes circunstancias puede existir mayor probabilidad de recaer en la depresión:

  • Varios episodios depresivos previos
  • Antecedentes familiares de depresión
  • Edad menor de 25 años o mayor de 40
  • Previos síntomas psicóticos
  • Recuperación incompleta de depresión previa
  • Persisten síntomas cognitivos como falta de energía y sueño
  • Factores psicosociales con efectos negativos: falta de apoyo familiar, situación económica inestable, estrés laboral, entre otros
  • Abuso de sustancias tóxicas

¿Cómo evitar una recaída?

Existen algunos factores que pueden contribuir a evitar recaídas depresivas:

  • Hacer ejercicio debido a que se generan endorfinas, también conocidas como hormonas de la felicidad, asimismo se reduce la ansiedad y el estrés.
  • Buenas relaciones afectivas, lo cual incluye familiares, amigos y parejas, personas que brinden un apoyo emocional y ambiente tranquilo.
  • Regulación de los hábitos del sueño y establecer una rutina.
  • Contacto con la luz solar puesto que está relacionada con el buen humor y energía, con dos horas al día tomando el sol basta.
  • Practicar la meditación o el taichi, ya que se ha demostrado que algunas terapias de reducción del estrés ayudan a reducir el riesgo de recurrencias en pacientes que tuvieron una depresión.

Situación mundial

La depresión es la principal causa mundial de discapacidad y es el trastorno mental más frecuente en España y Europa, sin embargo, se considera infradiagnosticado ya que se estima que entre el 30 y 50% de los casos permanece sin diagnosticar. Se calcula que esta enfermedad afecta a 350 millones de personas en todo el mundo y que en un futuro la sufrirá entre el 8 y 15% de las personas al menos una vez a lo largo de su vida.

Una barrera para la atención es el incorrecto diagnóstico de la enfermedad confundiéndose con problemas momentáneos, incluso, se estima que cada año se suicidan más de 800.00 personas.

Actualmente la Organización Mundial de la Salud ha puesto en marcha el Programa de acción para superar la brecha en salud mental, cuyo objetivo se basa en ayudar a los países a ampliar la atención y servicios a personas con trastornos mentales, neurológicos y por consumo de sustancias, mediante la prestación de asistencia sanitaria profesionales.

¿Qué hacer ante una posible Depresión?

Ante la sospecha que se padece depresión se recomienda seguir las siguientes pautas:

  • Hablar con una persona de confianza y contarle cómo se siente
  • Ser comunicativo y expresar todos los sentimientos sin miedo a ser juzgado
  • Acudir al médico el cual puede diagnosticarlo y prescribir el tratamiento adecuado
  • Pedir ayuda si surgen pensamientos suicidas y estar acompañado hasta que todo mejore. En caso de estar sólo solicitar apoyo al 112
  • Mantenerse activo ayuda en la mejoría de los síntomas, igualmente se recomienda planificar una serie de actividades a realizar cada día, solo o acompañado, pero que resulte divertida y distraiga de la problemática
  • Desconectarse de redes sociales, televisión, móviles o todo aquello que pueda generar estrés hasta identificar el problema

Recordad que, si se identifica cualquier de los síntomas o características mencionadas en el artículo, lo mejor es acudir inmediatamente a un especialista y pedir el apoyo de un familiar o persona de confianza.

Cualquier depresión puede ser superada si es detectada y diagnosticada a tiempo.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Andrea Paredes

Conoceme Mejor
Soy: Responsable, creativa y crítica
Me gusta:
No me gusta: