Ideas para preparar una cena para celíacos
Previo
Aleatorio
Guía para proteger tu piel y disfrutar del sol
Siguiente

La oxigenoterapia, un posible tratamiento para el pie diabético

Carlos Mateos
La mitad de las amputaciones de miembros inferiores en todo el mundo se deben a esta enfermedad, según datos de la Asociación Española de Enfermería Vascular y Heridas (AEEV).
por Carlos Mateos Sobre 30 Junio, 2016
Salud

La diabetes es la primera causa de amputaciones no traumáticas en países desarrollados. Además, se estima que la mitad de las amputaciones de miembros inferiores en todo el mundo se deben a esta enfermedad, según datos de la Asociación Española de Enfermería Vascular y Heridas (AEEV). De hecho, un análisis realizado en Inglaterra durante diez años y publicado este mes en la revista Diabetes & Vascular Disease Research concluye que la tasa de amputaciones es seis veces mayor en pacientes diabéticos que no diabéticos.

El pie diabético es una alteración de origen principalmente neuropático inducida por la hiperglucemia, que supone “un importante problema de salud, con gran impacto social, sanitario y económico, que altera la calidad de vida y puede derivar en una amputación”, señala el profesor José Luis Lázaro, jefe de la Unidad de Pie Diabético de la Clínica Universitaria de Podología de la Universidad Complutense de Madrid y uno de los ponentes del simposio. Es por tanto, añade, “un motivo frecuente de consulta en los centros sanitarios al ser un tipo de heridas muy recurrentes”.

El aumento de la glucosa en sangre “provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos que repercute en la circulación de la sangre y en la llegada de oxígeno y nutrientes a los tejidos del pie, favoreciendo la aparición de úlceras o heridas con poca tendencia a la cicatrización”, indica el profesor Lázaro. Su cura depende de un  adecuado tratamiento que combina la descarga de la úlcera, el desbridamiento de la lesión y garantizar una correcta  perfusión y disponibilidad de oxígeno, y su fracaso, “puede tener como resultado la infección persistente, la mala perfusión, con la consiguiente hipoxia de los tejidos y la presión o trauma recurrente”, comenta.  Por todo esto, “una buena alternativa para estos pacientes podría ser la medicina hiperbárica ya que, al mejorar y acelerar la cicatrización gracias al incremento de oxígeno, permitiría reducir el número de consultas, curas y costes, y disminuir las amputaciones”, afirma.

Oxigeno hiperbárico para cicatrizar heridas

Una investigación reciente publicada en Undersea & Hyperbaric Medicine confirma el efecto positivo de la terapia con oxígeno hiperbárico en el proceso de curación de una úlcera diabética. “La oxigenoterapia hiperbárica (OHB) aumenta de manera notable la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma, lo que permite recuperar la función celular de los tejidos dañados, mejorar la infección y acelerar el proceso de cicatrización, lo que reduce el riesgo de amputación”, apunta la doctora Clara Beltrán, presidenta del INMH.

nutrición saludable

Compra con causa social destinando el 100% a Músicos por la Salud

Medicina hiperbarica para diabéticos

La oxigenoterapia hiperbárica “es una modalidad terapéutica basada en la respiración de oxígeno puro a una presión superior a la presión atmosférica, en el interior de cámaras especialmente preparadas para ello”, subraya la doctora Beltrán. Con ello se consigue aumentar hasta 23 veces la cantidad de oxígeno transportado por la sangre. “Así incrementa su presión parcial y facilita su difusión a los tejidos hipóxicos, de lo que se derivan una serie de efectos muy beneficiosos, como el incremento de la capacidad de neovascularización, la producción de fibroblastos y de colágeno, el estímulo de la actividad osteoblástica y osteoclástica o el efecto bactericida sobre gérmenes anaerobios”, indica.

Por tanto, añade esta especialista, “es muy recomendada para el tratamiento en las heridas de difícil cicatrización como el pie diabético ya que, gracias a la apropiada oxigenación se consigue iniciar el proceso de reparación de la herida, lo que implica también un factor determinante para la velocidad de las funciones celulares implicadas en la recuperación”.  También mejora otro tipo de enfermedades en las que existe hipoxia tisular como las lesiones por aplastamiento, los síndromes compartimentales y otras isquemias traumáticas agudas, las infecciones necrotizantes de tejidos blandos, especialmente  la gangrena gaseosa, y las lesiones radioinducidas.

Medicina hiperbárica en España

España es uno de los países en los que más extendido está el uso de la oxigenoterapia hiperbárica. En la actualidad alguno de los servicios de Medicina Hiperbárica con más actividad son el Centro de Recuperación e Investigaciones Submarinas (CRIS), con amplia experiencia en el tratamiento de los accidentes disbáricos de buceo que pueden sufrir los buceadores o escafandristas; el Hospital El Ángel de Málaga, que también trata lesiones de buceo profesional y recreativo y otras patologías para las que está indicada; y el Hospital Perpetuo Socorro de Alicante que, entre otros, tiene experiencia en el tratamiento y control de úlceras crónicas y pie diabético.

Además, en Madrid, se celebra el I Simposio Internacional de Medicina Hiperbárica y Heridas Crónicas que cuenta con la presencia del doctor Thomas Serena, presidente de la Asociación Americana Profesional del Cuidado de las Heridas y vicepresidente del Colegio Americano de Medicina Hiperbárica. Durante el mismo se presenta el Instituto Nacional de Medicina Hiperbárica (INMH), una asociación multidisciplinar sin ánimo de lucro cuyo objetivo es promover el conocimiento e investigación en torno a esta terapia.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Carlos Mateos
Carlos Mateos

Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: