Las grasas saludables que sí has de tomar
Previo
Aleatorio
Noticias positivas para ser más libres
Siguiente

Atragantamiento en bebés

Avatar
Es el miedo más común entre los que se plantean la práctica del BLW y la pregunta más repetida entre los que no lo conocen "¿Y si se atraganta?"
por Maria Guebri Sobre 24 septiembre, 2015
Alimentación

Un bebé que se alimenta controlando él mismo lo que se lleva a la boca tiene menos riesgo de atragantarse que si lo alimenta una persona adulta con cuchara. Él sabe qué cantidad de comida es la necesaria, se llevará la justa a la boca y no la tragará de inmediato ya que el que marca el ritmo en todo momento es él. Esa es una de las razones principales por las que no se debe iniciar el BLW hasta que el niño no se aguante completamente erguido, la comida que él no quiera podrá expulsarla más fácilmente de la boca, si está acostado no lo hará. Si se le corta la comida en forma de palitos o con un asa para que la pueda coger, el niño cerrará el puño alrededor y chupará lo que sobresale del mismo.

Compra con causa social destinando el 100% a Músicos por la Salud

Qué es y como podemos evitarlo

El atragantamiento sucede cuando las vías respiratorias quedan parcial o totalmente bloqueadas, los síntomas para detectar una u otra son las siguientes:
Obstrucción parcial: el bebé empieza automáticamente a toser de manera fuerte para tratar de despejarlas y expulsar el trozo de alimento. La mayoría de las veces es innecesaria la intervención de los padres ya que el bebé soluciona el problema mediante las arcadas o provocándose el vómito. Si el niño se ha llevado a la boca un trozo demasiado grande o demasiada cantidad de comida aprenderá a evitar que vuelva a suceder introduciendo menos volumen la próxima vez.
Obstrucción total: la detectamos fácilmente ya que el bebé no puede hacer nada de lo mencionado antes, no hay ruido alguno ya que el paso del aire se encuentra tapado y necesita que alguien retire por él el motivo que le impide respirar. Nunca hay que introducir los dedos y tratar de sacar el objeto que esté provocando la obstrucción si no se está completamente seguro de que podemos sacarlo fácilmente o de lo contrario, podríamos introducirlo más adentro con consecuencias fatales.

Es imprescindible saber cómo reaccionar si llegara el caso en que nuestro bebé sufriera un atragantamiento, conservar la calma en la mayor medida posible, tratar de calmar al bebé sin gritos ni sacudidas y actuar debidamente son los primeros pasos para tener éxito en el caso de vernos en esa situación.

La maniobra de Heimlich es un procedimiento de primeros auxilios que tiene como fin desobstruir el conducto respiratorio y evitar así la asfixia por bloqueo de un objeto externo. Nos permitirá a través de unos sencillos pasos poder expulsarlo, en el siguiente vídeo publicado por la Clínica Alemana de Santiago muestra cómo realizar la maniobra correctamente.

       

Compra con causa social destinando el 100% a Músicos por la Salud

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Avatar
Maria Guebri

Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: