Cómo iniciar la lactancia materna
Previo
Aleatorio
Turismo cinematográfico: Una innovación turística
Siguiente
Es posible adelgazar sólo con hábitos saludables
Alimentación

Cómo adelgazar comiendo

Adelgaza comiendo. Sí, es posible perder peso comiendo, pero comiendo sano. No es preciso recurrir a dietas milagro, ni seguir severos planes de adelgazamiento para deshacerte de esos kilos de más. Una dieta equilibrada, con alimentos que aporten la energía que precisa tu organismo –no más de la que necesita− y la adopción de unos sencillos hábitos saludables te ayudarán a rebajar tu peso en sólo unas semanas.

Uno de esos hábitos es el de las 5 comidas al día. Sí, te lo han repetido muchas veces, que no se debe suprimir ninguna de ellas, ni aunque quieras adelgazar, pero a veces la rutina diaria te obliga a suprimirlas y es un grave error. Sobre todo, no pases por alto el desayuno, es una de las comidas esenciales porque sirve para activar el organismo y aporta la energía que el cuerpo no ha tomado durante las horas de descanso nocturno.

Tampoco debes obviar la cena, que debe suponer entre el 20 y 25% de las calorías que requerirás a lo largo del día. No olvides que durante la noche el organismo también requiere energía, aunque en menor medida. Por esta razón, dejar de cenar con el erróneo propósito de adelgazar no tiene sentido.

Evita azúcares por la noche

Eso sí, si pretendes perder peso, por la noche evita los productos que impliquen digestiones pesadas y aquellos que contengan muchos azúcares o grasas, ya que si no se eliminan se acumulan en forma de grasa en el organismo.

Otra cuestión distinta a la supresión de comidas es que sustituyas, puntualmente, alguna por zumos o licuados. No lo adquieras como costumbre, pero licuar frutas, hortalizas y verduras alguna vez, siempre que no tengas una intensa jornada por delante que vaya a requerir aporte energético, es una pequeña iniciativa para desprenderte de los kilos que sobran.

Si pretendes adelgazar, los zumos pueden sustituir una de las comidas

Aquellos días que no vayas a quemar mucha energía, puedes tomar un zumo en alguna comida.

En este sentido, para adelgazar las verduras y las hortalizas han de ganar presencia en tus comidas y cenas. ¿Por qué? Te aportarán fibra y potasio, dos sustancias esenciales para favorecer la desintoxicación del cuerpo.

Puedes aprender a cocinarlas de manera saludable, es decir, lejos de los fritos. Los alimentos al vapor, a la plancha, al horno, al estilo wok también están sabrosos y evitarán la ingesta adicional de calorías y grasas.

Por otro lado, adelgazar no significa renunciar a las comidas fuera de casa. Si por placer o por estar con tus amigos te ves abocado a comer en un restaurante, pide productos sin grasas, sin nata, sin salsas y, ante todo, los fritos que tan frecuentes son, en muchas regiones, a situarse en el centro de la mesa.

Si rompes tus horarios habituales o tomas un aperitivo, recuerda luego recortar un poco el aporte calórico de las comidas posteriores. Ahora bien, si sales de copas. ¡Ojo con el alcohol! Y no sólo por los efectos etílicos, sino porque estas bebidas implican muchas calorías.

Adelgazar con tuppers

Si eres de los que comes en la oficina, también puedes adelgazar a base de tuppers. Rellénalos con productos saludables, no caigas en la tentación de la comida rápida porque los embutidos o los platos precocinados, como croquetas, pizza o productos rebozados congelados, aportarán al organismo grasa y azúcares simples que terminarán convertidos en grasa si no los quemas a lo largo de la jornada. Es mejor que optes por prepararte fiambreras de ensaladas, arroces con verduras, pasta, hortalizas, etc. Evitarás el hambre y, además, adelgazarás de una manera saludable.

Del mismo modo, opta por coger de casa alguna pieza de fruta o algún lácteo para matar el gusanillo en el trabajo. Evita los snacks y los productos de bollería que te despiertan el deseo tras el cristal de la máquina expendedora, porque van cargados de calorías y no ayudan demasiado a adelgazar.

Un firme propósito que debes tener presente durante todo el día si quieres adelgazar unos kilos de una manera sana es el de beber, y no únicamente agua. Las infusiones o los zumos sin azúcar también tienen cabida en una dieta equilibrada. Además, cuando el metabolismo cuenta con la hidratación óptima, las toxinas se eliminan mejor.

Todas estas iniciativas para adelgazar deben complementarse con el ejercicio físico, es un buen remedio para eliminar esas calorías sobrantes que no te has resistido a sacar del plato.

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo