¿Los lácteos desnatados son más saludables?
Previo
Aleatorio
Combatiendo la diabetes
Siguiente
Alimentación

Esto engorda! ¿Es cierto lo que nos decían nuestras madres?

En primer lugar, indicar que ningún alimento engorda o adelgaza. Si nuestras madres hubiesen conocido el valor nutricional de los alimentos, seguro que más de un mito se habría caído hace añosTe desmontamos alguno de ellos.  

Para aportar todos los nutrientes necesarios a nuestro organismo, hay que ingerir de manera balanceada todo tipo de alimentos. Debemos conocer cada grupo de alimentos y tener en cuenta su aporte nutritivo y calórico. La educación nutricional es el pilar básico que nos  permitirá llevar una vida sana y saludable.

Nuestras madres no conocían esto y con toda la buena intención del mundo, nos aseguraban de que este o aquel alimento no nos iba a engordar, por lo que más de una vez nos comíamos toda una tableta de chocolate para merendar, sin sentir el más mínimo sentido de culpa. Pero, ¿cuánto hay de cierto en los consejos de nuestras madres?

Queremos descubrir falsos mitos sobre los alimentos, sobre todo porque puede ser una forma de evitar la llegada de la obesidad: no es lo mismo acumular un par de kilos tras las fiestas navideñas que descuidarse y sumar diez de golpe. Muchas de las personas que comienzan a engordar drásticamente, lo hacen debido al  desconocimiento del valor nutricional de los alimentos. Puede parecer extraño, ya que nos encontramos en una época donde disfrutamos de un mayor acceso a la información, pero en realidad en ocasiones ocurre precisamente por un exceso de información no contrastada por los profesionales de la nutrición y dietética.

Otro factor que incide en el aumento de la obesidad es debido a nuestros hábitos de vida. Tal y como informan en este artículo la falta de socialización (es decir, comemos mucho más a menudo a solas y con prisas) es un factor de riesgo para las personas con tendencia a engordar.

Volviendo a los consejos de nuestras queridas madres, seguro que frases como “el pan engorda”, te sonarán. Vamos a ver algunas de las creencias populares que deberíamos desterrar de nuestra alimentación:

Fuera hidratos de carbono. Basar nuestra dieta solo en los lípidos es un error. En los últimos tiempos se tiende a eliminar por completo de nuestro menú diario los cereales y las legumbres, cuando en realidad son sanos y necesarios. Es imprescindible incluir este tipo de alimentos de forma equilibrada, combinándolos con los lípidos.

No engorda, es light. De nuevo estamos ante un error. Los alimentos que lucen la etiqueta “light” tienen un 30% menos de calorías, pero siguen aportándola. Mucho mejor elegir alimentos con 0% de materia grasa para estar seguros de no acumular kilos.

Toma pan integral, que adelgazas. Pues no, los integrales no adelgazan; de hecho ningún alimento adelgaza, solo puede evitar que engordemos. En el caso de los integrales lo que sí es cierto es que ayudan a que sintamos una sensación de saciedad y, por ende, comamos menos, tal y como comentan en El Club de las malas madres.

El agua en la comida engorda. El agua no engorda, puesto que no tiene calorías, la tomemos a la hora que la tomemos.

¿Y tú? ¿Qué te decía tu madre que engordaba y no era cierto? ¿Nos lo cuentas?

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo