¿Conoces la carga glucémica y cómo te puede beneficiar?
Previo
Aleatorio
Descubre los beneficios del coco
Siguiente
Alimentación

¿Es la sacarina un buen sustituto del azúcar?

¿Qué añades para aportar dulzor a tu vida, azúcar o sacarina? Es un dilema que en más de una ocasión te has planteado ante una taza de café o un vaso de leche. La sacarina ha ganado terreno al azúcar como edulcorante en un intento de los consumidores por huir del aporte calórico, pero ¿es tan malo el azúcar? O dicho de otro modo, ¿resulta tan beneficiosa la sacarina?

Mientras que los edulcorantes artificiales no suponen ninguna caloría, cada gramo de azúcar lleva cuatro. No obstante, este producto natural sigue teniendo cabida en una dieta saludable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera adecuado tomar hasta 25 gramos de azúcar al día, pero conviene no superar los 15 miligramos de sacarina por cada kilo de peso corporal. Una pastilla ya contiene 11,2 miligramos.

Aparte del aporte calórico, el azúcar supone otros beneficios para el organismo, como son su efecto para calmar el estrés o el placer que genera tomar productos dulces, como el chocolate. Sin embargo, esta renuncia a las calorías del azúcar podría implicar incrementar el riesgo de obesidad y diabetes, tal y como señala el investigador médico Alberto Lana. Además, perjudica al microbioma del estómago, es decir, al conjunto de bacterias que se encargan del correcto funcionamiento de parte del aparato digestivo.

Según este experto en medicina, tomar zumos y refrescos con sacarosa puede vincularse a la obesidad porque aumenta los niveles de la hormona de la insulina, directamente relacionada con la glucosa, y de la leptina, que se encarga de regular el apetito.

nutrición saludable

Compra con causa social destinando el 100% a Músicos por la Salud

Por otro lado, de acuerdo con un estudio con ratones del que se hacía eco la revista Nature, los roedores alimentados con edulcorantes artificiales terminaban manifestando intolerancia a la lactosa debido a la alteración de las bacterias de su flora intestinal por el efecto del sustituto del azúcar.

Se necesitan más estudios

No obstante, puede ser demasiado simplista asociar bebidas edulcoradas con obesidad, ya que son muchos los factores que inciden en el desarrollo del sobrepeso. Puede que existan determinadas personas con mayor predisposición por las características de su organismo, por ejemplo, o que se decanten por la sacarina como medida para compensar el exceso de las calorías que han tomado en el resto de su dieta.

Los estudios que existen actualmente son insuficientes para poder asociar directamente los edulcorantes artificiales con determinadas enfermedades o, por el contrario, sobrevalorar los beneficios del azúcar. Por tanto, los consumidores responsables deberán apelar a su intuición y a su conciencia calórica para decantarse por un el método tradicional o el alternativo para endulzarnos la vida.

4Comentarios
Deja tu respuesta
  • María
    13 Septiembre, 2015 at 1:11 pm

    Muy interesante, lo incluiré en el artículo de alimentos con pocas calorías 😉

  • Alejandro
    4 Marzo, 2016 at 3:18 pm

    No esta muy clara y concisa la respuesta

    • soyresponsable
      soyresponsable
      5 Marzo, 2016 at 9:20 pm

      Hola Alejandro.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Efectivamente, coincidimos con tu apreciación.
      En materia de alimentación debemos ir con pies de plomo.
      Muchas “verdades” del pasado han mutado o se han precisado en fecha actual.
      Por este misma regla, cambiaremos de opinión respecto a temas actuales, conforme vayamos teniendo más conocimiento.
      La postura cauta es la mejor opción.
      Escuchar detractores y defensores, documentarse mucho y hacer caso sólo a fuentes reputadas.
      Finalmente, se trata de tener tu propia opinión basada en una buena información.
      Muchas gracias por participar!

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo