¿A qué hora despierta el apetito sexual?
Previo
Aleatorio
Las propiedades del cacao protegen la salud dental
Siguiente
La gente agradable no come carne
Alimentación

Nuestra personalidad influye en la elección de los alimentos

Si comes poca carne en tus dietas, eres una persona agradable. Si los dulces y los alimentos calóricos tienen una presencia relevante en tu dieta, es que eres extrovertido. En cambio, si la fruta cobra protagonismo en tu mesa, la responsabilidad será uno de los principales rasgos de tu carácter.

¿Cómo se alcanzan estas conclusiones? Según un estudio que han llevado a cabo investigadores suizos, porque, dicen, la personalidad condiciona la elección de los alimentos y, por tanto, tu estilo de nutrición.

Factores sociales influyen en nuestra alimentación

El factor económico, junto con el nivel cultural y de conocimiento de los valores nutricionales no son los únicos que condicionan la configuración de tu dieta. A estos parámetros cabe añadir tu carácter y tu estado emocional que, según han concluido un grupo de investigadores del Swiss Federal Institute of Technology, también tienen que ver con el tipo de alimentación que tomas.

De hecho, es un factor que puede llegar a condicionar hasta el 25% de la elección de los productos alimentarios de nuestra cocina. ¿Pones el mismo interés por tu menú un día que estás contento, cuando celebras algo, que un mal día? ¿Verdad que las jornadas en que estás decaído no das importancia a tu dieta y no te importa pasarte con las calorías? Aspectos como estos son los que confirma el estudio, pero de una manera más amplia.

Las emociones, y cómo nos sentimos en el momento de realizar la compra, de comer o de cocinar, se dejan ver en el plato. Por ejemplo, cuando tu organismo está estresado, te apetecen alimentos que contengan azúcar, chocolate o productos que crujan. Por lo tanto, nuestra personalidad, que se mantiene diariamente, de una manera involuntaria también termina condicionando los alimentos que ingerimos.

Si eres extrovertido te decirás por lo dulce

Tu personalidad decide qué quieres comer

No obstante, y a pesar de la gran influencia que tiene la personalidad en la dieta, las conductas alimentarias se pueden modificar. Si una persona no se nutre adecuadamente, su salud psicológica no será buena, con la cual cosa, aún se sentirá peor y su dieta no será muy saludable.

La educación nos ayuda a elegir los alimentos

Por lo tanto, la educación nutricional puede ayudarnos a corregir esos impulsos alimentarios que sentimos en función de nuestras emociones. Tomar snacks mientras esperas para un examen no calma el nerviosismo, pero esta acción nos tranquiliza. Funciona a corto plazo, pero no es efectiva.

Por lo tanto, la clave está en interiorizar las pautas de una alimentación saludable, porque ello nos permitirá llevarla a cabo, independientemente de nuestro estado de ánimo. Cuando alguien asimila una conducta, la automatiza. Lo mismo pasa a la hora de configurar la dieta.

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo