Acoso escolar y violencia en la escuela: El Bullying

El bullying o acoso escolar puede afectar a 1.750.000 alumnos en España, ya que, como indican algunos estudios, uno de cada cuatro alumnos podría estar sufriendo esta situación.

El acoso escolar está al orden del día

La violencia entre iguales en el ámbito escolar ha suscitado una gran alarma social debido a los hechos acaecidos en los últimos tiempos. Todos recordamos el suicidio de Diego de 11 años y su carta de despedida que revolucionó las redes sociales, el caso de Alan de 17 años o a Arancha de 16 años. El acoso escolar supone un problema que suscita gran preocupación por sus implicaciones familiares, sociales y personales.

Este uso de la violencia, también llamado bullying o acoso escolar, hace referencia a  cualquier forma de conducta agresiva (psicológica, verbal o física), producida entre escolares con una intencionalidad clara ya sea manifiesta o no por parte del acosador y que no se produce puntualmente sino que se realiza de forma reiterada a lo largo del tiempo. Además el acoso escolar no solo se da en el Centro Educativo de forma presencial sino que continua a través del “ciberacoso” o “ciberbullying”, el cual se manifiesta con conductas de acoso a través de medios electrónicos y de comunicación como el correo electrónico, las redes sociales, blogs, mensajes de móvil, etc.

Todas estas definiciones no se quedan como hechos aislados, lo contrario, esta violencia se refleja en  múltiples noticias y nombres como el de Jokin, un chico de 14 años  que se suicidó  para acabar con el acoso y las agresiones que le infligían sus compañeros de instituto; o Talaia, que se vio obligada a trasladarse a otro centro pero no consiguió librarse de sus acosadores, ya que éstos se organizaron por Internet y contactaron con alumnos del nuevo centro para que siguieran acosándola allí; o Tania, una adolescente de 14 años que intentó quitarse la vida con Valium, continuando hasta alcanzar una cifra muy elevada.

Resulta preocupante que esta cantidad de alumnos pudiera encontrarse ante una situación como la descrita anteriormente, pero ¿por qué sólo nos fijamos en los nombres de estas noticias y no en el origen, causas y posibles soluciones del problema? No sólo es el afectado, sino la sociedad: por cada víctima hay un acosador que intimida, unos padres afectados y  unos compañeros, un director o un profesor, entre otros, que quizás tengan una venda en los ojos o miren hacia otro lado, por no mencionar las secuelas que dejan las humillaciones, los insultos, las burlas, el aislamiento por parte del grupo, los golpes, etc. repetidos por parte de los compañeros. Las personas que sufren acoso son más susceptibles de padecer problemas de salud mental al llegar al final de la adolescencia, tales como ansiedad, depresión, trastorno de estrés postraumático pudiendo llegar al suicidio.

La solución al bullying o acoso escolar pasa por la educación

Estas situaciones podrían evitarse ya que la solución la tenemos en nuestras manos. Una buena educación en valores es esencial para acabar con este problema y evitar que más personas sufran acoso escolar. Para ello, debemos […]