Las mujeres de la tribu Pokot rechazan la ablación
Previo
Aleatorio
Economía del Bien Común, conoce sus ventajas
Siguiente
Los problemas de conducta en la edad infantil suelen ser comunes y debes aprender a gestionarlos
Educación

Aprende a gestionar los trastornos en la conducta del niño

Los problemas de conducta en la edad infantil suelen ser comunes y debes aprender a gestionarlos: rabietas, mal comportamiento en clase, dificultad para la aceptación de límites; los padres en muchos casos intentan sobrellevar esta situación con naturalidad y tranquilidad, confiando en que son niños y están en una fase de aprendizaje.

Sin embargo, existen otro tipo de trastornos de la conducta en los niños que hacen inviable una convivencia con su entorno y además podrían tener consecuencias en su vida adulta.

¿Cuándo el comportamiento de un niño se convierte en un verdadero problema para los padres?

Según un Informe del Observatorio FAROS del Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona “El riesgo de padecer un trastorno de conducta empieza cuando un niño o un adolescente no respeta a los demás, incumple las normas con actitud desafiante y la relación con los padres y profesores se deteriora”.

Este mismo informe confirma que la situación acerca de los trastornos de la conducta infantil en España se ha agravado en los últimos años: “Actualmente los trastornos psiquiátricos infantiles se están convirtiendo en un centro de atención por su frecuencia, gravedad, por ser tratables y como posibles entidades precursoras de la psicopatología adulta”.

Tal como explica el especialista en psicología infantil Daniele Petazzoni del Centro de Psicología de la Conducta: “Existen señales claras de que un niño está teniendo un trastorno de la conducta, por ejemplo, hay niños de cuatro años que siguen durmiendo con los padres pero también hay niños de ocho años que quieren seguir haciendo esto, lo que va a condicionar la vida de éstos, es en ese momento cuando hay que empezar a preguntarse por qué”.

Sumado a que cuando los niños son pequeños es ya de por sí bastante difícil para los padres establecer límites, sobre todo cuando en la sociedad occidental se suele esperar antes de la paternidad y normalmente son hijos deseados y esperados por sus padres.

Existen entonces otras alternativas distintas a las que conocemos para educar sin pasar por los procesos tradicionales ni clásicos que nos ayudarán a hacer de la crianza un camino más relajado .

[Te recomendamos: Otras formas de enseñanza que triunfan en diferentes partes del mundo]

También es importante crear un entorno en el que los niños no sientan que absorben los problemas emocionales o de otro tipo de sus progenitores ya que esto puede generar que ellos tampoco encuentren la forma de manejar emociones como el estrés y la ansiedad. Por ello es importante que el tratamiento ante los trastornos de conducta infantil empiece por los padres. Según la Asociación Española Contra el Cáncer el primer paso es identificar las emociones infantiles para poder ayudarles ya que ellos como niños que son muchas veces no saben manejar sus propias rabietas o cambios de humor

¿Cómo influye la sobre protección a los niños con respecto a la aparición de trastornos de conducta ?

Uno de los problemas más comunes en nuestra sociedad es la sobre protección a los niños. En un mundo donde cada vez se da más importancia al individualismo en vez de mirar hacia el conjunto de la sociedad, nuestros niños crecen pensando que son el centro de su universo y no ser responsables de sus actos pues siempre tendrán a sus padres que los “salvarán” de cualquier imprevisto.

[Relacionado: ¿Qué es la responsabilidad individual?]

“Si sobre protegemos a un niño lo que hacemos es que luego no esté listo para aceptar un ‘no’ cuando en la vida va a tener muchos ‘no’, el permitirle al niño desarrollarse, ser independiente le permite aumentar su autoestima y darse cuenta de sus propias capacidades” señala el Doctor Petazzoni.

¿Cuáles son las señales para darnos cuenta de que nuestros hijos tienen un problema que necesita ser tratado por un especialista?

“Normalmente estos trastornos van acompañados de otro tipo de signos que nos permiten darnos cuenta de que no se trata de algo temporal. Lo primero que debemos denotar es la frecuencia: si un niño tiene una rabieta o problemas para reconocer límites recomendados por sus padres hay que fijarse cada cuánto tiempo le pasa, si es un día, todos los días o con cuánta periodicidad”, indica Petazzoni.

¿Cuándo acudir a un psicólogo?: Señales

– Retraimiento, los niños viven muy aislados, se quedan aislados. En algunos contextos o por una temporada no pasa nada pero que permanezcan así por mucho tiempo y en varios contextos eso sí debe llamar la atención de los padres. Son niños con baja autoestima que no saben cómo relacionarse, se sienten menos seguros y quizá manifiesten a través de una conducta violenta, o encontramos niños retraídos que no saben cómo hacer amigos, tienen miedo a ser rechazados por sus compañeros, por ello prefieren estar solos.

  • Somatización: dolores de cabeza, niños que vomitan al llegar al colegio
  • Frecuencia: las rabietas no son un día ni dos, sino siempre
  • Bajo rendimiento escolar (puede ser un signo de ansiedad)

¿Cuáles son los trastornos de conducta infantil más comunes?

Entre los trastornos de conducta más comunes se encuentran la ansiedad, problemas de concentración, conducta violenta y depresión

¿Cuáles son las causas de los trastornos de conducta infantil?

Las causas pueden ser biológicas (por ejemplo un niño con más testosterona le condicionará a ser más agresivo) pero existen factores ambientales externos tales como separación de los padres, la muerte de alguien cercano, la llegada de un nuevo bebé a la familia o la sobreprotección familiar.

¿Qué deben hacer los padres?

“Lo que deben hacer los padres frente a un comportamiento como la ansiedad es evaluar la situación. Imaginemos que un niño se está subiendo constantemente a un sofá con el riesgo de caer y hacerse daño, los padres deben explicarle primero que si se cae se hará daño, si lo continúa haciendo, explicarle que si persiste habrá una consecuencia, por ejemplo tener una ‘silla de pensar’ donde deberá pasar un rato y luego explicarle que se le ha mandado allí porque no ha hecho caso y decirle qué ha hecho mal” explica la psicóloga clínica Sonia Gayoso del Centro de Psicología Fontecha y Gayoso.

¿Parece simple verdad? Sin embargo es cierto que no es labor sencilla conservar la calma sobre todo cuando los pequeños pierden el control delante de otros, como cuando estamos dando un paseo o en el centro comercial, por ello les pasamos el dato de una alternativa: educación sin gritos 

¿Qué hacer y cómo gestionar l

[¿Qué hacer y cómo gestionar las rabietas de tu hijo?]

Consejos para los padres con niños con trastornos de conducta

  • Intentar conservar la calma. Explicarle lo que está sucediendo “Te estás poniendo nervioso, ahora nos vamos a sentar, respira..”
  • Asegurarse de que el niño ha entendido el mensaje, repetir varias veces lo que no está bien que haga y por qué.
  • Si obtienen lo que quieren siempre que lo piden no sabrán enfrentarse ante un ‘no’. Hay que enseñarles a tener paciencia, por ejemplo, si pide un juguete nuevo o un móvil, tener expresiones como “Para tu cumpleaños te le compro”.
  • El comportamiento se enseña desde bebés. Parte de los padres aprender a manejar sus propias emociones y trasmitirle eso a los bebés y niños. Se debe educar desde el ejemplo.

¿Afectarán estos trastornos a la vida adulta de los niños?

Muchos padres se hacen la pregunta ¿Si mis hijos tienen trastornos de conducta en la infancia afectará esto en su vida adulta? Según el psicólogo Petazzoni este dictamen no siempre se cumple. “El ser humano termina de desarrollar su cerebro alrededor de los 23, 25 años.

En esta edad se produce un cambio en el desarrollo cerebral en el cual un niño inquieto puede mejorar si practica técnicas de relajación como pilates o yoga. Sin embargo es importante y mejor tratarlo porque de esa manera el niño puede lograr más metas, mejorar su autoestima y así manejar mejor sus emociones”.

¿Qué medidas deben tomar las diferentes esferas donde se desarrolla el niño?

Algo en lo que los especialistas concuerdan es en el hecho de que la solución a estos trastornos de conducta infantil debe ser un trabajo conjunto de las esferas en donde se desarrolla la vida de un niño: su familia y su escuela. Sin embargo y debido a la sobrepoblación escolar en la mayoría de casos el trabajo de los orientadores y psicólogos gratuitos dentro de los centros educativos así como en los hospitales no es suficiente si lo comparamos con la cantidad de menores que presentan estos trastornos.

Existen “escuelas de padres y madres”  que ya han tomado la iniciativa a la hora de mejorar los problemas que ocasionan los trastornos de conducta en los menores, como este colegio del País Vasco

“Lo ideal sería que las escuelas hicieran un convenio con centros privados de psicólogos para que los padres cuyos hijos presenten problemas graves de conducta puedan recibir atención especializada a un precio asequible ya que son muchos los casos y pocos los recursos de los que las familias disponen”, enfatiza Petazzoni.

¿Sois padres y mucho de lo expuesto aquí os ha parecido familiar? ¿Por qué no ayudar a los orientadores o psicólogos de los colegios de los niños y crear jornadas para compartir experiencias y proponer soluciones a los trastornos de conducta infantil ? ¿Eres psicólogo o psicóloga con amplia experiencia en este tema? ¿Por qué no te ofreces como voluntario y creas un banco de tiempo para que otros profesionales como tu puedan ayudar a los padres y profesores del colegio de tu localidad?

Estas son solo pequeñas ideas pero os animamos a participar ¡Recordemos que todo empieza con un granito de arena!

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Mariana Macedo

Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: