10 claves para trabajar con buen humor
Previo
Aleatorio
Una aplicación para el reloj desvela si alguien te atrae
Siguiente
Pasos para obtener el certificado energético
Eficiencia energética

Cómo conseguir el certificado energético para tu vivienda

¿No sabes qué es o cómo obtener el certificado energético de tu vivienda?
Aquí vamos a descubrirte a este gran desconocido para que sepas qué hacer para contar con él.

Qué es el certificado energético

Para muchos propietarios, y para inquilinos también, el certificado energético sigue siendo un gran desconocido, algo que no debería suceder ya que este documento puede servir para innumerables cosas como, por ejemplo, mejorar la eficiencia energética de una vivienda.

El certificado energético mide la eficiencia de tu vivienda

El certificado energético mide la eficiencia de tu vivienda (Shutterstock)

De este modo, y de forma muy resumida, el certificado energético no es otra cosa que un informe donde un especialista señala las condiciones energéticas de una vivienda, señalando posibles aspectos positivos y negativos. Una vez que el profesional certificador ha redactado su informe, la vivienda que ha sido analizada obtiene una etiqueta energética que la sitúa en una escala que mide su eficiencia.

Esta etiqueta debe formar parte de cualquier promoción en la que la vivienda en cuestión entre, por lo que una oferta de alquiler o venta siempre debe acompañarse con ella. Pero, ¿qué mide exactamente el certificado energético? Este documento recoge las emisiones de CO2 por m² de una vivienda y las compara con las del edificio del que forma parte.

Con esta medición, se califica usando una escala que va desde la A hasta la G, siendo la primera la nota más alta que puede recibir cualquier vivienda y que demuestra su alto grado de eficiencia.

Seis pasos a seguir para conseguir el certificado energético

Una vez que hemos desvelado el misterio de este documento conviene acercarse a esa serie de pasos a seguir para conseguir que una vivienda obtenga su certificación energética. Todo ello está recogido en la web del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, por lo que está sujeto a estrictas normas legales que aseguran que el proceso cumple con todas las garantías.

1- Para empezar, el primer paso es localizar y contactar con un certificador autorizado. Puede que no conozcas a ninguno, pero existen multitud de listados donde podrás encontrar los datos para conocer a uno de ellos. La forma más fácil, y segura, es acercarte al colegio de arquitectos o aparejadores que tengas más cercano y pedir el listado de certificadores autorizados para elegir el tuyo.

2- Una vez que has contactado con el profesional encargado de realizar tu certificado energético, este experto te pedirá que le facilites algunos datos de la vivienda. En concreto, deberás dar la dirección para que el profesional estudie la ficha catastral de la casa, una tarea necesaria para obtener información sobre la superficie y antigüedad del inmueble a certificar.

Otro aspecto que puede ser de gran ayuda relacionado con este segundo paso es el de proporcionar facturas energéticas del inmueble al certificador. Estos documentos pueden dar información muy útil para facilitar la tarea del profesional antes de pisar la vivienda en cuestión.

3- El tercer paso para conseguir tu certificado energético es el de la visita del certificador a la vivienda. En este momento, el profesional contratado completará la información que ha recibido previamente con una toma de datos directa en la casa. En su visita, el certificador se fijará especialmente en las superficies e instalaciones del domicilio para comprobar su nivel de eficiencia energética.

4- El cuarto paso para obtener el certificado energético se realiza cuando el certificador cuenta ya con toda la información necesaria para ello. Este paso es el de la redacción del documento que certifica el nivel energético de la vivienda, una tarea que debe llevarse a cabo con un programa informático reconocido por el Ministerio de Industria. Este informe detallará toda la información relativa al estado de la vivienda haciendo especial hincapié en las posibles mejoras a acometer para mejorar su eficiencia. Así, el informe debe tomarse como una ayuda para aumentar el nivel de aprovechamiento de la energía en una casa, algo que puede hacer ahorrar una buena cantidad de dinero.

Una vez que el certificador ha cumplido con su tarea, el certificado generado debe ser entregado en el registro competente de cada comunidad autónoma. Este quinto paso debe realizarlo el propietario del inmueble, aunque en muchos casos se puede autorizar al certificador para que lleve a cabo también esta tarea.

5- Una vez que el certificador ha cumplido con su tarea, el certificado generado debe ser entregado en el registro competente de cada comunidad autónoma. Este quinto paso debe realizarlo el propietario del inmueble, aunque en muchos casos se puede autorizar al certificador para que lleve a cabo también esta tarea.

6- Por último, el registro debe proporcionar un número de registro del certificado y, en muchos casos, la etiqueta energética que debe acompañar a la vivienda. Estos datos deben figurar en todas las promociones, ya que es obligación del propietario ofrecer esta información cuando desee vender o alquilar su vivienda.

¿Qué pasa si no tengo el certificado energético?

Según la ley que recoge todas las disposiciones relativas a la certificación energética de las viviendas, el no tener este documento e incluirlo en la información de un inmueble que esté dentro de cualquier tipo de promoción constituye un delito.

Esta falta puede variar en gravedad, tal y como puede comprobarse en el régimen sancionador del certificado energético. Según esta disposición, las infracciones pueden ir desde los 300 hasta los 6.000€, siempre atendiendo a la gravedad de la falta cometida.

Por ejemplo, en la actualidad es una infracción dar publicidad de un inmueble con objeto de venderlo o alquilarlo sin hacer referencia expresa a su nivel de eficiencia energética. Por ello, es aconsejable no descuidar la obtención del certificado energético, ya que las ventajas que se derivan de su obtención son muchas.

El precio del certificado energético

El precio del certificado varía según el técnico

El precio del certificado varía según el técnico (Shutterstock)

Los precios para obtener el certificado energético pueden variar dependiendo del profesional contratado. Sin embargo, lo normal es que para pisos el precio se mueva alrededor de 1,5€ por m².
En el caso de chalets o viviendas unifamiliares, el precio aumenta ligeramente, ya que son más complicadas de certificar. De este modo, certificar un piso de unos 100 m² puede alcanzar un precio de 150€, aunque, como hemos dicho, el precio siempre depende del profesional y de algunas variables como el desplazamiento o las peculiaridades de la vivienda que vaya a ser certificada.

Para ayudarte, en la web de la Red Nacional de Técnicos Certificadores de la Eficiencia Energética de Edificios puedes calcular el presupuesto del precio del certificado energético de tu vivienda.

Tú mismo puedes calcular tu presupuesto

Tú mismo puedes calcular tu presupuesto (Shutterstock)

¿Qué obtengo con el certificado energético?

Como ya hemos dicho, lo que se obtiene con este documento es una descripción exacta del nivel de eficiencia energética de un domicilio, una información fundamental si se va a incluir la vivienda en alguna promoción. Sin embargo, la utilidad del informe generado para obtener el certificado energético va mucho más allá de la de cumplir la legalidad vigente. Así, el especialista que redacta el informe siempre incluirá los aspectos negativos de una vivienda en lo que a eficiencia energética se refiere, algo que puede ser de gran ayuda para acometer posibles reformas. De este modo, el certificado energético puede convertirse en un arma perfecta para hacer que una vivienda mejore el aprovechamiento de la energía consumida, algo para lo que los certificadores profesionales suelen dar diferentes consejos dentro del mismo informe emitido.

El informe del especialista destaca los aspectos negativos o mejorables de la vivienda

El informe del especialista destaca los aspectos negativos o mejorables de la vivienda (shutterstock)

¿Cómo me influye como inquilino?¿Y como arrendador?

Bien, como inquilino puede ayudarte a elegir una vivienda que cuente con una nota alta en la certificación de su eficiencia energética. Debes saber que cuanto mayor sea la nota obtenida por una vivienda, mayor será el ahorro que te proporcionará a la hora pagar recibos como el de la electricidad o el de la calefacción. En el mismo sentido, como arrendador va a darte la oportunidad de ofertar con mayor seguridad una vivienda, ya que el certificado energético, si posee una nota alta, puede convertirse en una baza a favor del piso que le haga destacar entre otras viviendas con peor eficiencia energética.

Trucos para mejorar la calificación

Los consejos en este sentido son sencillos.
Para mejorar la nota que una vivienda va a obtener en el proceso de certificación energética, lo mejor es realizar algunas mejoras en la vivienda. Así, conviene sustituir las calderas antiguas, elegir cristales aislantes para las ventanas o contar con superficies aislantes en el suelo que impiden la fuga del calor generado en el hogar.

Si te interesa seguir leyendo sobre el tema

Calcula la potencia energética que necesitas

Ventanas inteligentes para climatizar hogares

¿Cuánto consume cada electrodoméstico?

¿Es rentable el coche eléctrico?

2Comentarios
Deja tu respuesta
  • German fernandez martinez
    25 abril, 2016 at 11:01 pm

    que permisos hacen falta para enganchen la energía si ya tengo el boletín de el instalador gracias

    • soyresponsable
      soyresponsable
      25 abril, 2016 at 11:16 pm

      Hola Germán.
      Gracias por tu comentario.
      Los requisitos dependerán de la compañía que te proporcione el suministro eléctrico.
      Deberás consultar al teléfono de atención al cliente de la compañía suministradora.
      Muchas gracias!

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo