Publicidad responsable: Las fotos con cuerpazos no ayudan
Previo
Aleatorio
¿Se puede vencer a la obesidad infantil sólo con ejercicio físico y sin dieta?
Siguiente
La posidonia oceánica para recubrir las casas y aislarlas del calor y los ruidos del exterior. soyresponsable.es
Eficiencia energética

La posidonia, nuevo aislante en viviendas sostenibles

La posidonia es una planta marina, convertida en residuo natural al llegar a la orilla, sirve para recubrir las casas y aislarlas del calor y los ruidos del exterior.

De estar bajo tus pies, a estar sobre tu cabeza. Así terminará la posidonia del mar, a la que se le está dando un nuevo uso en un proyecto piloto en Formentera, donde ya se utiliza esta planta marina propia del Mediterráneo como aislante de las viviendas. Las hojas de esta especie, convertidas hasta ahora en un residuo que llegaba a la orilla del mar, se presentan como un recurso sostenible y efectivo para la bioconstrucción, que aísla las casas de la temperatura exterior y de los ruidos. La idea puede ahorrar hasta el 75% de energía durante la vida útil de la vivienda.

[Te interesará: Ventanas inteligentes y baratas para refrescar hogares    Bioconstruir: cómo deberían ser nuestras casas]

La posidonia reduce la temperatura y el ruido

Las hojas de posidonia, que en numerosas ocasiones se te habrán enredado entre los dedos durante los paseos por la playa, se ha convertido, a raíz de este proyecto innovador, en un recurso sostenible y económico para dotar a las viviendas de una cubierta que la proteja de la incidencia de los rayos del sol, reduciendo así la temperatura interior, y que además la aísle acústicamente.

Gracias a la sal del mar, una vez recogidas de las playas, las hojas de posidonia no requieren ningún tratamiento químico para colocarse como protector en el tejado de las nuevas residencias

Posteriormente la posidonia se seca al sol y se extiende en finas capas, de entre 5 y 7 milímetros. Este recurso natural para el aislamiento térmico y acústico de los inmuebles no requiere ningún tratamiento artificial, porque la sal del mar permite conservar los restos de la planta acuática, lo que implica también un ahorro económico importante.

Ahorro energético

Así, una vez recogidas de las playas, las hojas de posidonia secas están listas para ser colocadas sobre la cubierta de las viviendas. Se trata, pues, de la reutilización de un recurso natural, que además no requiere ningún gasto energético para su tratamiento y posterior utilización. Únicamente en el proceso de construcción, ya se reducen a la mitad las emisiones de dióxido de carbono y también los residuos de obras, que son un 50% inferiores al proceso para levantar una vivienda convencional.

[Te sugerimos: Dime cuánto CO2 hay y te diré el calor que hace en la casa]

Este proyecto pionero de reutilización de posidonia, que se lleva a cabo en diversas viviendas de dos habitaciones destinadas al alquiler en Formentera, analizará también el posterior ahorro energético de la factura de la luz que reportará el uso de la vegetación marina como aislante. Se calcula que la aplicación de la posidonia implicará un ahorro energético del 75% a lo largo de la vida útil, además de un gasto de agua un 60% menor.

[Te recomendamos: La paradoja de la eficiencia energética]

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo