¿Cuánto consume cada electrodoméstico?
Previo
Aleatorio
Reutilizar aceite para hacer jabón casero
Siguiente
Ventanas inteligentes que impiden el paso de la luz
Eficiencia energética

Ventanas inteligentes para climatizar hogares

Ventanas inteligentes del CSIC un sistema para climatizar los hogares, a partir del oscurecimiento de ventanas, que puede facilitar el acceso a este método de eficiencia energética.

¿Te imaginas llegar a casa, en un cálido día de verano, y que en vez de bajar toldos y persianas para lograr un ambiente más fresco, puedas reducir el impacto del sol con sólo apretar un interruptor que oscurezca las ventanas?

Las ventanas inteligentes puede ayudar a mejorar la eficiencia energética de nuestros hogares Clic para tuitear

Representación ventanas inteligentes del CSIC

[Representación ventanas inteligentes del CSIC, abajo a la derecha. Fuente: CSIC]

Ventanas inteligentes asequibles

Gracias al estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), no solamente es una innovación ambientalmente viable para reducir el consumo energético, sino que además se perfila como una alternativa ecológica y asequible a los bolsillos para refrescar las estancias.

El trabajo del CSIC ha servido para crear unas nuevas ventanas inteligentes, capaces de controlar la luz que atraviesa el cristal, y que además, y es aquí donde entraña la novedad, se producen con unos materiales que abaratan bastante el coste de estas ventanas respecto a otras similares ya desarrolladas anteriormente, lo que podría popularizar su uso.

[Te interesará: La mejor eficiencia energética reside en los propios individuos]

Los cristales de las ventanas inteligentes y altamente respetuosas con el medio ambiente diseñadas por el CSIC están recubiertos con finas películas de un material muy poroso. Cuando estas capas se exponen al aire seco o húmedo cambian su transmisión óptica y pasan de ser transparentes a ser opacas, de manera que la radiación solar ya no atraviesa las ventanas.

La principal novedad de este recurso sostenible para conseguir edificios más frescos radica en su coste de producción. Si bien el metro cuadrado de las ventanas inteligentes que existían hasta ahora podría costar miles de euros, en el caso de la ventana ecológica ideada por el CSIC sería solamente de varios céntimos de euro, un precio que acerca esta alternativa ecológica a más ciudadanos y puede abrir el camino a su generalización en las nuevas construcciones.

[Te sugerimos: Bioconstruir o cómo deberían ser nuestras casas]

El innovador producto del CSIC posibilita, mediante un interruptor, que se active la tecnología de la ventana. Las reacciones químicas y físicas que producen los materiales con que se han recubierto sus cristales aumentan la opacidad de los mismos e impide que pasen los rayos del sol, a diferencia de las ventanas creadas hasta el momento que contaban con una tecnología basada en vidrios conductores o vidrios líquidos, con el consecuente encarecimiento del producto.

Ventanas inteligentes integradas en la decoración

Aparte del ahorro energético de estas ventanas que podrían ayudar a reducir notablemente el impacto ambiental del día a día de los hogares, otro de los aspectos que podría contribuir a su instalación es que esta tecnología puntera del CSIC resulta muy versátil, se puede colocar en superficies planas o curvas, e incluso flexibles y se puede integrar en espacios tanto interiores como exteriores, por ejemplo en lucernarios o puertas.

[Relacionado: Posidonia, nuevo aislante para viviendas sostenibles]

En el caso de los interiores, además, los cristales recubiertos con las finas películas se integran estéticamente en el espacio, una circunstancia que contribuye a su utilización en aquellos hogares que pretenden ser sostenibles.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo