Película "Donde viven las mujeres"
Previo
Aleatorio
La posidonia, nuevo aislante en viviendas sostenibles
Siguiente
Estp no es publicidad responsable
Ejercicio físico

Publicidad responsable: Las fotos con cuerpazos no ayudan

Publicidad responsable: Los cuerpos perfectos que ilustran las publicaciones deportivas, más que inducir a la práctica deportiva disuaden a los lectores del ejercicio físico

Cuerpazos brillantes, proporcionados y esbeltos, perfectamente musculados y una sonrisa de oreja a oreja. Así son las modelos con que suelen ilustrarse las publicaciones deportivas, que suelen mostrar una imagen de mujeres “perfeccionadas” gracias al ejercicio físico, estas imágenes no son un ejemplo de una publicidad responsable.

Los editores incluyen estas utópicas fotos para despertar la motivación por el fitness, sin embargo más que animar a la práctica de la actividad física, estas imágenes caricaturizadas no hacen más que desmotivar a aquellas que apuestan por el deporte como vía para mejorar su bienestar, ya que establecen una imagen ideal e irreal de aquello que puede conseguirse con el deporte.

Las fotos de cuerpazos no inculcan el esfuerzo

Los efectos que logran estas fotografías son más disuasorios que motivadores. Les muestran a las mujeres esos cuerpos perfectos como objetivos alcanzables, que pueden lograr a base de sesiones deportivas. En las imágenes de cuerpazos no hay ninguna alusión ni a los estrictos entrenamientos, ni las duras dietas de adelgazamiento, ni la experimentación con alimentos, lo que distancia a las imágenes del deporte saludable y con objetivos estrictamente centrados en el bienestar.

Aplicación para runners

Compra con causa social destinando el 100% a Músicos por la Salud

[Te interesará: La que no te cuentan de las dietas milagro]

Las fotos utópicas de mujeres deportistas no hacen ningún bien a los jóvenes, ni les inculcan los principios del juego limpio de la práctica deportiva. Con imágenes de cuerpos escultóricos y perfectamente proporcionados se pisotea la autoestima, el razonamiento lógico y el esfuerzo por conseguir ese deseable bienestar, que nos hace sentir mejor no sólo física sino también psicológicamente. Son imágenes para el engaño.

[Te sugerimos: Retargeting: Anuncios que te persiguen]

La lección que ofrecen las fotografías de cuerpazos que copan las revistas deportivas no promueven la superación personal por realizar cada vez mejores movimientos para andar, saltar, nadar, potenciar la fuerza o trabajar determinados músculos, aún superando las limitaciones que cada ser humano puede presentar.

Es necesario que estas publicaciones se ilustren con imágenes de ejercicios de repeticiones, sudor y consejos para mejorar la técnica deportiva, que animen a adentrarse en la práctica deportiva sin que ello implique estar esclavizadas a dietas o dictámenes de la moda, esto es lo que se considera una publicidad responsable.

[Te recomendamos: Mujeres y hombres no son iguales para Google]

Son necesarias fotografías que convenzan de la efectividad del entrenamiento, de la fuerza de la voluntad y de los beneficios físicos y mentales de hacer ejercicio, pero mientras las imágenes de las mujeres deportistas pretendan acercar a las lectoras a cuerpos de diez, que pisoteen los principios básicos de la sana superación, el deporte más que beneficiar cuerpos y mentes, favorecerán la destrucción de cuerpos y mentes.

Todos a favor de una publicidad responsable! #soyresponsable.es Clic para tuitear

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo