La posidonia, nuevo aislante en viviendas sostenibles
Previo
Aleatorio
apps que analizan la personalidad
Siguiente
Educación alimentaria para vencer la obesidad infantil. soyresponsable.es
Ejercicio físico

¿Se puede vencer a la obesidad infantil sólo con ejercicio físico y sin dieta?

Prevenir la obesidad infantil es posible mediante la educación en hábitos saludables

Los niños obesos deberían realizar tres horas a la semana de ejercicio físico durante ocho meses. Es el único tratamiento de obesidad infantil adicional que han necesitado un grupo de niños con sobrepeso españoles para mejorar su salud. Sin alterar los ingredientes habituales de sus platos y sin seguir dieta alguna, con la única ayuda del ejercicio físico los menores que participaron en un estudio pionero sobre sobrepeso infantil, lograron rebajar los niveles de grasa del hígado, reduciendo así los riesgos que entrañan los kilos de más, especialmente en edades tempranas.

Combatir la obesidad infantil

Al inicio de este estudio, a los 150 niños y niñas de entre cinco y diez años de la región de Murcia que presentaban sobrepeso se les realizó un análisis de sangre y ecografías del hígado y de las arterias carótidas, que son dos de las más importantes del organismo porque se encargan de conducir la sangre hasta el cerebro.

El estudio, denominado Programa Salud 5-10, era pionero porque aspiraba a demostrar, por primera vez y a partir de pruebas radiológicas, la incidencia positiva que puede tener el incremento de la actividad física en los problemas de obesidad en niños. Los pequeños no alteraron sobremanera su alimentación, ni apostaron por una dieta para niños con sobrepeso cargada de alimentos que favorecen especialmente el adelgazamiento.

Una vez practicadas las pruebas médicas, la mayoría de los pequeños, un grupo de 125, participaron en dos sesiones semanales, de noventa minutos cada una, de ejercicio físico. Este entrenamiento era adicional a su actividad semanal habitual.

Aplicación para runners

Compra con causa social destinando el 100% a Músicos por la Salud

Mientras que los otros 25 alumnos participantes en esta iniciativa para prevenir la obesidad infantil permanecían como grupo de observación, sin formar parte de las sesiones deportivas. Se les habían realizado las pruebas diagnósticas pero los médicos utilizarían sus parámetros para compararlos con los de los participantes que sí incrementaban el ejercicio físico en su actividad diaria.

Hígados más sanos

Estas sesiones extraordinarias deportivas se llevaron a cabo desde el inicio del curso hasta el mes de mayo. Pasados los ocho meses, ¿qué ocurrió? Los profesionales sanitarios volvieron a practicar las pruebas radiológicas a los menores y los resultados de la evolución de su condición física fueron evidentes. Del 33,6% de los niños obesos que al comenzar esta investigación presentaban una acumulación de grasa en el hígado preocupante, tan sólo quedó en el 3,5%. De modo que se redujeron en más de un 30% los niños con sobrepesoque presentaban daños hepáticos serios.

En la misma línea, el grosor de las capas íntima y media de las cariótidas de los pequeños se rebajó de los 0,475 milímetros a los 0,372, una circunstancia muy positiva, ya que cuanto mayor sea el grosor de estos conductos sanguíneos, menor espacio para la circulación de la sangre, lo que puede aumentar las probabilidades de sufrir infartos cerebrales o ictus. Con la edad, y debido al colesterol y otras patologías, el grosor de las paredes de estas arterias suele incrementarse, aumentando así el riesgo de obstrucción.

Por lo tanto, el hecho de que únicamente con un incremento de la actividad física los parámetros de bienestar de los pequeños con sobrepeso mejoraran, han sido valorados muy positivamente por la comunidad médica. El proyecto contó incluso con el galardón por el Mérito Deportivo de la región.

[Te interesará: ¿Hacer dieta o mejor tener educación alimentaria?]

Tratamiento obesidad infantil

De hecho, a este experimento inicial en el que participaban dos hospitales murcianos, la Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias de la región de Murcia, la facultad de Ciencias del Deporte, así como las familias que voluntariamente desearon unir a los menores a este proyecto y los centros escolares donde estudian los pequeños, le sucedió una segunda fase, en la que se estableció una dieta para niños con sobrepeso que estos pudieran combinar con la práctica del ejercicio físico que beneficiase a su organismo.

De nuevo, una vez, ha quedado demostrado que el ejercicio es un ingrediente indispensable en la vida diaria, también en la de los más pequeños que sufren de sobrepeso y obesidad infantil.

Educar e introducir el hábito del deporte en los niños, es un gran aliado para prevenir la… Clic para tuitear
Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo