Educación financiera: una asignatura pendiente
Previo
Aleatorio
Cambio climático: La empresas comprometidas mejoran su rentabilidad
Siguiente
La ética y la rentabilidad en las empresas
Empleabilidad

La ética empresarial, en la actualidad. Rentabilidad de la ética.

Las grandes empresas ya son conscientes de la rentabilidad de la ética, una nueva forma de entender la ética empresarial. Cada vez son más las compañías que toman en cuenta temas de carácter social y ambiental, sumándose a discursos que aportan un valor ético a la imagen de su corporación.

El modo en que los consumidores, y el público en general, percibe a las empresas influye significativamente en el resultado de las mismas. En la era de la tecnología y la comunicación, la publicidad ya no es suficiente para implantar la imagen de marca en el subconsciente colectivo, ahora es necesario articular mensajes que calen, además de en la mente, en el conciencia del receptor.

La sociedad está cambiando, la información permite que conozcamos la realidad más allá de nuestro barrio ya que la tecnología nos permite estar en contacto con cualquier rincón del planeta. Ser testigos globales nos permite conocer qué hacen las grandes marcas que llenan nuestro día a día. La invisibilidad de la deslocalización ha caído: somos conocedores de las violaciones de derechos humanos y atentados contra el medio ambiente que hacen algunos gigantes comerciales.

Soy-Responsable-Etica

La generación millenial está dando lugar a una nueva forma de pensar. Imagen: Shutterstock

¿Toma de conciencia? La nueva forma de ver la ética empresarial.

El hecho de que las compañías corran a sumarse a iniciativas sociales y ambientales, en muchas ocasiones, es puro pragmatismo. Si los intereses de las personas están cambiando y los impulsos de compra se relacionan, de forma inconsciente, con la empatía generada a través de la publicidad es necesario que la imagen mental de los consumidores esté alineada con sus valores.

No obstante, y por suerte, hay muchas empresas que ciertamente cuentan con una sólida conciencia y en las que el concepto ‘ética’ forma parte de su ADN. La generación millenial está dando lugar a una nueva forma de pensar, de concebirse a sí mismos como individuos y de ver al otro. Es por ello que en muchas start-ups, algunas de ellas de éxito indudable, este carácter ético es un valor real y no una estrategia de márketing, o un simple lavado de cara.

Se trata de empresas que cuentan en su base con una nueva forma de entender el mundo en el que la ética es un activo real doble con la interiorizada premisa de que el compromiso colectivo se traduce en el beneficio personal.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo