El deporte nocturno acelera tu envejecimiento
Previo
Aleatorio
Tenencia responsable de mascotas, famosos contra el abandono
Siguiente
Empleabilidad

¿Te imaginas una empresa sin jefes?

¿Te imaginas una empresa sin jefes? Un trabajo diario sin un mando intermedio que te imponga tus tareas.

Este es el modelo por el que preguntó la empresa de calzado japonés Zappos. En una suerte de referéndum, se formuló la siguiente pregunta: “¿estáis dispuestos a trabajar en un modelo de corresponsabilidad que elimine los altos mandos y los puestos intermedios?”. El 14 % de sus trabajadores abandonó su puesto de trabajo ante el inminente caos que una fórmula de gestión así podría entrañar. Sin embargo, los que decidieron quedarse lo hicieron conforme a una serie de ventajas que pesaron más frente a los contras latentes. Examinemos cuáles son cada uno de ellos.

Holocracia: gestión sin jefes

Se trata de un nuevo modelo de gestión empresarial que elimina las relaciones verticales y la estructura jerárquica, dando paso a una forma de trabajo más igualitaria. Holocracia, del griego holos y cracia, hace mención al trabajo sin jefes y tiene mucho que ver con la versatilidad de los trabajadores a la hora de desempeñar un puesto u otro, dejando a su libre albedrío en qué parte del proceso de producción desean intervenir. En este sentido, la holocracia se distancia fuertemente del concepto de “caos” que, debido a su similitud con “holocausto” podría conducir a equívoco.

La corresponsabilidad en el trabajo

Los defensores de este modelo de trabajo aseguran que la actividad profesional sin jefes es mucho más eficaz. Sin embargo, la holocracia no se podría establecer sin una cierta madurez. Y es que la responsabilidad es la base principal de este modelo y solo a través de una personalidad madura podría llegar a establecerse con cierto éxito.

Reuniones más eficientes, asunción de los errores propios y definir bien las líneas del trabajo son requisitos necesarios para poder llevar a cabo este modelo sin sobresaltos de calado. Al fin y al cabo, lo que busca la holocracia es de dar plenas funciones a cada individuo que trabaja en ella para que, sintiéndose respetado y escuchado, sea más productivo y trabaje de manera más feliz.

Contras de la ausencia de jefes

Desde luego, la no existencia de jefes (altos mandos y cargos intermedios) entraña diversas dificultades. En el caso de Zappos, uno de los motivos que esgrimieron ese 14 % de trabajadores que decidió abandonar definitivamente es la ausencia de una cultura corporativa madura, así como una media de cinco horas extras a la semana destinadas a reuniones para delimitar las funciones de cada trabajador y los objetivos de la empresa.

Por otra parte, anular los sistemas de jerarquía impide a los trabajadores establecerse un plan de carrera. ¿Cómo crezco? ¿Cómo promociono? ¿De qué manera puedo conseguir más dinero? Las respuestas aún están por dilucidar.

 

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo