Hablar con fluidez inglés mejora tu empleabilidad
Previo
Aleatorio
La moda del sushi agota el atún rojo
Siguiente
Consejos para reducir el plástico en el baño (Pixabay)
Medio ambiente

Reducir el plástico en el baño: ducharse sin plástico

Cuando queremos aprender como reducir el plástico podemos empezamos por la evaluación del plástico que tenemos en casa. Y unos de los lugares donde más plástico teníamos es el cuarto de baño.

A pesar de llevar años intentando elegir cosméticos de calidad y “ecológicos”, teníamos una cantidad impresionante de botes acumulados. Además, más allá de los botes teníamos accesorios de baño, cepillos de uñas, peines o cepillos de dientes … absolutamente todos de plástico. También, nos dimos cuenta que nuestros cosméticos contenían micro-plásticos y otras sustancias nocivas para nosotras y el medio ambiente.

Por todo esto, la desplastificación de nuestro baño fue muy progresiva, y poco a poco conseguimos encontrar alternativas.

Cómo un solo articulo no iba a ser suficiente para poder tratar todo el tema del plástico en el baño, os propongo una entrada en tres capítulos: eliminar el plástico en la ducha, deshacerse del plástico en el armario del baño y decir adiós a los micro-plásticos.

Así que hoy os cuento cómo hemos podido decir adiós al plástico en la ducha:

  • Usando pastillas de jabón. Parece obvio pero la pastilla de jabón es la mejor opción para reducir todo el plástico que suponen los envases de los geles de ducha. Compramos jabón de Marsella a granel en cubos grandes que podemos partir con un cuchillo. Nos sirve para el cuerpo, la cara y las manos. También cuando estamos de viaje, solemos aprovechar para comprar jabones artesanales.
  • Cambiando el guante exfoliante de masaje que tenía, y que sospechaba era de plástico, por un guante de sisal, una fibra vegetal. También se puede optar por una esponja de luffa. Son el sustituto perfecto a los exfoliantes que vienen en gel. Para los pies, nos hemos pasado a una piedra pómez y un cepillo de madera con cerdas vegetales.
  • Cambiando el champú liquido por un champú sólido en pastilla. Además, he acostumbrado mi cabello a lavarlo menos a menudo y hoy en día con lavármelo cada 5 días está perfecto. Gracias a estos cambios, lo noto más fuerte y más sano ya que muchos de los champús y acondicionadores industriales tienden en ponerlo graso más rápido.

La única precaución que tenemos es no dejar los cepillos, el guante de sisal o la piedra pómez en la ducha. Los guardamos colgados fuera de la zona de la ducha. Así evitamos que se pongan negros por la humedad.
Siguiendo estos sencillos consejos, hemos conseguido eliminar al 100% el plástico de nuestra ducha. Además, hemos reducido mucho nuestro presupuesto en geles de ducha y champús ya que las pastillas duran mucho más que un bote. Pero sobre todo el gran beneficio ha sido la calidad de los cosméticos que usamos.
Hoy en día nos duchamos exclusivamente con cosméticos naturales, saludables y no testados en animales. ¡Y eso es un gran logro!
Nos leemos la semana que viene!

Marion de La Porte
Marion de La Porte
Co-fundadora de Sinplástico, la primera página web para vivir con menos plástico.
Conoceme Mejor
Soy: Intento ser responsable ;-)
Me gusta: La capacidad de cambio (a mejor) de la gente.
No me gusta: El plástico y las mentiras que le rodean.