Ya es posible hackear cualquier aparato conectado a internet
Previo
Aleatorio
Las mujeres de la tribu Pokot rechazan la ablación
Siguiente
Las sopas de plástico ya amenazan el Pacífico y el Atlántico
Medio ambiente

Las sopas de plástico se comen los océanos

La amenaza de la contaminación marina es más seria de lo que imaginamos. En algunos océanos, como el Pacífico, ya existen sopas de plástico, o lo que es lo mismo, grandes islas de residuos suspendidas sobre el agua y acumuladas por las corrientes. Lo más preocupante de estas manchas tóxicas es la degradación de los residuos, que incluso puede afectar a la cadena alimentaria y los seres humanos.

El mayor basurero flotante se encuentra en el Pacífico, donde se estima que zozobra sobre el mar una mancha de plásticos que alcanza los 1,4 millones de kilómetros cuadrados, una superficie casi tan grande como Mongolia, que es el decimonoveno país más grande del mundo. Una barbaridad. En el año 2009 se identificó otra isla tóxica en el Atlántico norte.

En España, aunque estos vertederos todavía no adquieren tales dimensiones, sí planea la amenaza de la sopa de plástico. Desde el Instituto de Ecología Litoral ya alertaban que durante el verano de 2015 una de estas masas flotantes se aproximó a las costas baleares.

Lo más preocupante de estas sopas de plástico no son los efectos que podría tener sobre sectores como el turístico, que sin duda los tendría, sino las repercusiones irreparables sobre la fauna marina. Los plásticos dañan a cientos de aves y especies marinas, pero cuando recipientes y bolsas comienzan a degradarse inciden sobre la cadena alimentaria, tanto de las propias especies acuáticas como del ser humano.

Incide en la alimentación humana

La modificación de la cadena alimentaria implica una seria alteración de la biodiversidad, como ya comienzan a acuciar algunas especies. Además, cuando las sustancias que se desprenden del plástico son ingeridas por las especies comestibles, la salud de los seres humanos se pone en riesgo.

De ahí que no solamente las administraciones deberían implicarse en la limpieza de estas sopas de plástico, sino también cada ciudadano de manera individual. En el caso de la mancha del Pacífico, se calcula que el 80% de este vertedero es fruto de la irresponsabilidad humana, mientras que el 20% restante los expertos la vinculan a los barcos que navegan por el océano.

Las sopas de plástico afectan, sobre todo, a aves y peces.

Las aves y las especies acuáticas son las más vulnerables por las islas de plásticos.

Las corrientes del Pacífico arrastran a lo largo de cinco años los desechos de la costa oeste del norte de América, mientras que los residuos lanzados en aguas asiáticas, llegan en aproximadamente un año a la isla tóxica. En conjunto, se estima que en las aguas del océano que cubre una tercera parte de la superficie terrestre se acumula una isla con unos cien millones de toneladas de desechos plásticos.

Por esta razón, poner freno al continuo crecimiento de la sopa de plásticos no debería ser únicamente una preocupación de las administraciones. Los ciudadanos también pueden contribuir si adquieren conciencia de las negativas consecuencias que puede llegar a tener lanzar una botella al mar o a un lugar donde no vaya a ser procesada de acuerdo con los parámetros ambientales.

¿Tiene solución?

La dificultad de ver la mancha desde fotografías desde satélite, pese a su tamaño, y de ser detectado por radares dificultan conocer con precisión la sopa de plásticos. No obstante, en los últimos años han surgido iniciativas como la del investigador japonés Hideshige Takada para identificar la procedencia de los residuos acumulados en el gran basurero flotante o la del holandés Boyan Slat, quien ha impulsado un proyecto con donaciones para frenar la expansión de los residuos marinos con barreras flotantes, dejan la puerta abierta a la esperanza.

Aunque, sin duda, quien puede decidir si en los próximos años seguiremos amenazados por la sopa de plásticos eres tú mismo. Tus pequeñas acciones también cuentan.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo