Los alimentos, ¿mejoran o empeoran?
Previo
Aleatorio
Beneficios de la lactancia materna para la madre
Siguiente
Miscelánea

España un país… “de cine”

No es ningún secreto que España vive del turismo, pero las imágenes cada año de jóvenes guerreros del norte comportándose más como invasores medievales que como socios europeos, nos hace preguntar qué tipo de turista queremos, y que tipo de turistas somos capaces de atraer.

Afortunadamente, España es un país de cine, un país donde se han rodado más de 700 películas en lengua inglesa y donde han trabajado directores como Woody Allen, Spielberg, Ridley Scott o actores como Clooney o Harrison Ford.

En países como Estados Unidos o Reino Unido, el turismo de cine no es ninguna novedad y en Nueva Zelanda aún se están frotando las manos por el incremento de turistas gracias al rodaje del El Señor de los Anillos.

En España, una película menor, The Way, sobre el Camino de Santiago y protagonizado por Martin Sheen, supuso un apocalipsis, produciendo un incremento del 500% en el número de norteamericanos en el Camino, en un solo año.

Lo interesante del turismo de cine es que atrae turistas con un nivel cultural más alto y les atrae a sitios donde normalmente no van tantos extranjeros, sitios precisamente donde un estilo tradicional y sostenible de vida está en peligro de extinción.

Castillo de Ampudia

Castillo de Ampudia. Imagen de Mark Sicon

Castillos de cine

Un buen ejemplo puede ser la película El Cid. Todo el mundo sabe que en la película, Peñíscola representa a la ciudad de Valencia y gracias a la película, la ciudad de Castellón despegó como destino turístico.

Sin embargo, en la película salen tres castillos más. El de Belmonte en Cuenca es bastante conocido, aunque recibe muy pocos visitantes extranjeros y no tiene una promoción muy desarrollada, a pesar de haber sido escenario de varias películas. Los otros dos, que salen en las primeras escenas de la película, son Ampudia, en Palencia y Torrelobatón, en Valladolid.

Son dos castillos maravillosos y bien conservados. El de Torrelobatón tiene una exposición permanente sobre la película y Ampudia tiene un museo muy original, que se parece a varios platós de cine. Pero estas dos aldeas apenas reciben visitas, tal vez porque nadie sabe que son pueblos de película.

Desplazar a turistas a sitios como estos es fundamental para el desarrollo de zonas rurales de España, donde cada año se cierran colegios por falta de niños; pero el mensaje tiene que llegar, y a los turistas hay que ofrecerles actividades complementarias y visitas completas y creativas.

España es el único país de Europa con una página web sobre las localizaciones de todas las películas rodadas en el idioma, tanto del turismo como del cine; el inglés. Y cada vez más ayuntamientos y diputaciones se están dando cuenta de lo que ya se sabe en Nueva Zelanda y en Almería; que el turismo de cine funciona, especialmente en un país de cine como España.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Bob Yareham

Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: