La rutina nos lleva a olvidar a los que más queremos
Previo
Aleatorio
¿Conoces la carga glucémica y cómo te puede beneficiar?
Siguiente
Salud

Los pulmones transforman la grasa disuelta

Según un estudio, la grasa que quemamos se expulsa a través de los pulmones y en forma de dióxido de carbono. Ante esta chocante conclusión, ¿aumentar voluntariamente la respiración será una buena dieta para adelgazar?

De acuerdo con la investigación, la mayor parte de la grasa que quemamos se expulsa al exterior del organismo una vez procesada por los pulmones. Contrariamente a lo que muchos puedan pensar, no la absorben los músculos, ni la sangre, sino que estos órganos se encargan de transformarla en dióxido de carbono.

En este sentido, Meerman y Andrew J. Brown, coordinadores de esta investigación publicada por el British Medical Journal, establecen como referencia que para desprendernos de 10 kilos de grasa necesitaríamos inhalar 29 kilos de oxígeno. Al respirar este gas, el organismo inicia un proceso a través del cual se generarían 28 kilos de dióxido de carbono y 11 kilos de agua.

Expira, orina y llora

La primera sustancia, el dióxido de carbono, se eliminaría del cuerpo a través de la expiración, mientras que el agua se expulsaría por vías tan dispares como las heces, las lágrimas, la orina o el sudor, entre otras.

Por este motivo, se explica que haya determinadas situaciones en las que el organismo está en reposo y, sin embargo, pueda perder kilos. Una persona de unos 70 kilos puede exhalar unos 203 gramos de dióxido de carbono o lo que es lo mismo, expulsar del cuerpo unos 200 gramos, mientras duerme.

La grasa no queda en el cuerpo, la transforman los pulmones.

La grasa que elimina el organismo al realizar un esfuerzo es procesada por los pulmones y expulsada.

En este caso, te estarás preguntando ¿cuánto más respiras, más adelgazas? ¡No perdamos el norte! Que se trate de una función biológica para canalizar la grasa deshecha no significa que intensificarla beneficie al organismo, sino más bien al contrario, puede terminar perjudicándolo.

Aumentando voluntariamente la respiración no harás más que correr el riesgo de marearte, tener palpitaciones o, en el peor caso, llegar a perder la consciencia. Así pues, ni se te ocurra recurrir a la hiperventilación para deshacerte de esos kilos de más.

Recurre al deporte

¿Cómo aprovechar al máximo esta función biológica? Lo más recomendable para perder peso es practicar la actividad física y seguir una dieta saludable que incluya productos que favorezcan la eliminación de grasas. Mientras haces deporte, el organismo requiere más oxígeno y, consecuentemente, produce más dióxido de carbono y, de acuerdo con esta reciente investigación, eliminas grasa corporal.

Eso sí, que no se alarmen los más comprometidos con el calentamiento de la atmósfera ante esta expulsión natural de dióxido de carbono. Este proceso metabólico no resulta nocivo para el medio ambiente.

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo