Que no te la peguen: falsos productos ecológicos
Previo
Aleatorio
¿Leche de soja o de vaca?
Siguiente
Por más sudar no pierdes más calorías
Salud

Sudar no te va a quitar kilos

Salir del gimnasio con la toalla empapada no significa que hayas fulminado algún kilo. Sudar no es sinónimo de deshacer grasa. La transpiración es una función biológica para regular la temperatura corporal, que está además condicionada por muchos factores personales, como el género, el tabaquismo o incluso lo que hayas comido unas horas antes.

El sudor tiene el objetivo de refrescar el cuerpo cuando sube su temperatura, independientemente de cuál sea el motivo. Por eso, por sorprendente que parezca, puedes sudar más reposando en una determinada ciudad con una elevada humedad, que practicando ejercicio físico intensamente. En este sentido, asociar el sudor a las calorías es una idea errónea.

La hidratación repone el peso

Es más, tras cualquier sesión de entrenamiento deportivo, el cuerpo repondrá el peso perdido una vez se hidrate, por esta razón es absurdo recurrir a técnicas caseras, como vestirse con prendas más cálidas de lo necesario para incrementar la temperatura corporal con el falso propósito de perder peso.

Qué provoca, entonces, la sudoración. ¿Acaso no has sentido alguna vez la piel empapada de sudor sentado, en un restaurante mexicano, frente a un plato con chile? Determinados platos picantes o con muchas especias pueden hacerte sudar más, ya que estos productos alimentarios incrementan la temperatura corporal y, por tanto, el organismo reacciona sudando para regularla.

El sudor de hombres y mujeres no tiene el mismo umbral de activación.

Los hombres, aunque cuentan con menos glándulas sudoríparas, presentan un sudor más intenso que las mujeres.

Por otro lado, si eres de los que tomas las bebidas alcohólicas, café o fumas, prepárate para sudar. Estas circunstancias también inciden en la sudoración. ¿Por qué? Son sustancias tóxicas que incrementan la transpiración. Si además te encuentras en una zona con un clima húmedo o con altas temperaturas, vas a tener el cuerpo empapado de sudor todo el día y a lo mejor tan sólo te deshaces de unas pocas calorías.

La cantidad de grasa corporal también repercute en la transpiración de las personas. Cuanta más grasa, más sudoración, porque el exceso de grasa incrementa la temperatura corporal. Digamos que la grasa aporta un efecto abrigo a tu organismo. Este es el motivo por el que una persona con sobrepeso, en un día cálido o al realizar un esfuerzo, comienza a sudar antes que alguien que esté a su lado con menos grasa. El cuerpo de la persona con sobrepeso necesita desprenderse cuanto antes de ese calor.

Entre 2 y 4 millones de glándulas sudoríparas

Así mismo, no hay que olvidar que esta refrigeración natural está condicionada, en gran medida, por la cantidad de glándulas sudoríparas que tiene un organismo y que vienen determinadas genéticamente. Nacemos con una cantidad que oscila entre los dos y los cuatro millones de conductos de este aire acondicionado corporal. De este modo, ante mayor cantidad de glándulas sudoríparas, más sudarás y si eres hombre, todavía más.

El género es otro de los aspectos que influye en el grado de sudoración de cada persona. Curiosamente, y pese a que las mujeres cuentan con más glándulas sudoríparas, las de los hombres son hasta un 50% más activas porque cuentan con mayor proporción de agua corporal, según ha concluido un estudio de la Universidad Internacional de Osaka, del que se ha hecho eco la revista Experimental Physicology.

Por su parte, el cuerpo femenino resiste mejor el calor y activa la sudoración a una temperatura mayor de la piel que la de los hombres, de manera que es otra de las cuestiones que marcan la diferencia entre la transpiración de unos y otros.

Así que, dadas todas estas razones, no te entusiasmes pensando en la báscula si sudas una barbaridad realizando determinada actividad. Aunque al sudar se pierde peso porque eliminas agua y minerales a través del sudor, son otros factores, como la masa muscular o la cantidad de grasa de cada organismo, los que también condicionan la “productividad” de esa sesión de entrenamiento orquestada para perder peso.

Avatar
mjvillalba

Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: