Cambio climático: La empresas comprometidas mejoran su rentabilidad
Previo
Aleatorio
Inventos de energía muy ingeniosos
Siguiente

Yoga: Cuerpo y mente sanos

Practicado desde hace miles de años en la India, esta práctica se ha convertido en un estilo de vida sana, que cuida y fortalece el cuerpo y la mente mediante una serie de posturas, técnicas de respiración y meditación.
por Andrea Paredes Sobre 14 octubre, 2016
Salud

Aunque muchos conozcan el yoga como una disciplina física donde se practican diferentes posturas o asanas que mejorar la condición física, la ejecución de estos movimientos va más allá y de cultivar el cuerpo. En la Bhagavad-gita, también conocida como la “Biblia” del hinduismo, se dedican múltiples capítulos referidos a la filosofía del yoga, donde se establece como objetivos el control de las alteraciones mentales, la reducción de los sufrimientos, el desarrollo de la espiritualidad y la capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo, obteniendo así el bienestar del cuerpo y el alma.

Una sesión de yoga suele durar entre una hora y una hora y media, durante la cual se prácticas diferentes asanas (diversas posturas que tienen como objetivo actuar sobre el cuerpo y la mente) con distintos grados de dificultad dependiendo el nivel del alumno. Al finalizar, se dedican unos 10 y 15 minutos a técnicas de relajación y meditación destinadas a devolver el cuerpo y la mente a la calma.

Una de las ventajas de esta disciplina es que después de practicarse en centros especializados y aprender la técnica y asanas correctas, se puede continuar con una práctica personal en cualquier lugar y situación.

Yoga sutras

Los sutras son 196 aforismos que cubren todos los aspectos de la vida comenzando con un código de conducta y finalizando con un estudio de la meditación, llevando la mente hacia un estado de armonía y equilibrio. Este proceso pone al cuerpo, a la mente y a la conciencia del yo del practicante en sintonía con la luz del alma.

nutrición saludable

Compra con causa social destinando el 50% a Músicos por la Salud

Se dice que la práctica completa del yoga protege al practicante de actos indignos, deshonestos, no espirituales, irracionales y no virtuosos, haciéndolo valiente para enfrentarse a los ataques de las perturbaciones físicas y mentales que obstaculizan el camino del yoga.

Historia

Aunque no es fácil precisar exactamente el origen del yoga, algunos consideran que tiene una antigüedad de más de 5.000 años. Las primeras referencias proceden de descubrimientos arqueológicos excavados en el valle de Indo (actual Pakistán) donde se hallaron sellos de piedras y figuras de personas realizando posturas de yoga y meditación, relacionado con la civilización Indus-Sarasvati.

Esta misma civilización dio a luz los Vendas, los cuales son una colección compuesta de himnos que contienen enseñanzas ancestrales del yoga que se les considera revelaciones divinas. El Bhagavad-Gita se le puede considerar como la primera escritura sagrada dedicada en su totalidad al Yoga, posee 700 versos que expresan un mensaje de entrega a la voluntad divina que está por encima de la humana.

La milenaria cultura del Yoga debe su evolución a los sabios de la antigüedad, que con el tiempo desarrollaron y aplicaron sus enseñanzas de acuerdo a las características de su época. Siglos atrás las enseñanzas eran reveladas secretamente de maestro a discípulo, lo que se ha extendido hasta la actualidad.

Con el paso del tiempo, gran parte de las enseñanzas fueron transcritas, sin embargo algunas permanecen ocultas y solamente se puede accederse a ellas a través del contacto directo con un maestro.

Filosofía

[Fuente: www.freepik.es]

[Fuente: www.freepik.es]

Debido a que su origen y práctica se relaciona con el hinduismo, se dice que la persona vive en una realidad ilusoria, llamada Maya, y se identifica con el ego (el “yo”, mente, individualidad y el cuerpo que se utiliza como vehículos para actuar y vivir en el mundo) siendo este la causa del sufrimiento y desasosiego.

De tal manera el yoga ocasiona la ruptura con esa realidad falsa y lleva a comprender que todo es Brahman: la conciencia pura, o Dios;lo cual se conoce como la iluminación, la manera de volver a unirse con la esencia propia.

Tipos

A pesar que todos los tipos de yoga tienen el mismo objetivo, se divide en ramas que fortalecen distintas zonas del cuerpo trabajando de igual manera la concentración y meditación. El tipo de yoga a practicar dependerá de la personalidad de la persona y objetivos personales y físicos, dependiendo cuáles zonas del cuerpo se desea fortalecer, ganar flexibilidad o musculatura.

  • Bikram yoga: también conocido como yoga caliente, se caracteriza por realizarse en una sala climatizada de 35 a 41 ºC; se basa en realizar 26 posiciones, dos veces cada una durante un tiempo específico.
  • Hatha yoga: siendo uno de los más populares en occidente, se caracteriza por usar el cuerpo como herramienta para la autoexploración con el objetivo de purificar el cuerpo y mente. Se caracteriza por movimientos suaves y el trabajo postural centrado en la respiración, relajación y meditación; es ideal para comenzar el yoga y suele recomendarse para aquellos que buscan conciliar un buen estado físico y salud.
  • Kundalini yoga: busca abrir y equilibrar los chakras para prevenir y sanar dolencias físicas y emocionales a través de la práctica de posturas que combinan la respiración, ejercicios de pranayama y cierres energéticos. Se caracteriza por ser un estilo de yoga espiritual y devocional, involucrando a menudo cantos, mantras, velas e incienso.
  • Ashtanga yoga: es una forma de yoga dinámico, diferenciándose del hatha yoga por la práctica del vinyasa, un sistema de movimientos y respiración sincronizados.
  • Bhakti yoga: también conocido como el yoga de la devoción espiritual, es considerado el yoga de la devoción ya que se basa en la doctrina de “Amar es Dios y Dios es amor. No se suele prestar atención en la técnica de las posturas ni respiración, debido a que se basa en actos de culto y devoción mediante la práctica de cantos y recitación de mantras en cada clase de yoga.
  • Iyengar yoga: consiste en la regulación de la respiración y el dirigir de los sentidos hacia el interior para conducir la mente a la concentración, meditación y un nivel superior de consciencia. Los profesores de este tipo de yoga suelen tener un periodo de formación de 6 años antes de ser titulados.
  • Japa yoga: también conocido como el yoga de la meditación, es uno de los más antiguos que precisa de gran concentración mediante el uso de los mantras, teniendo como finalidad centrar la mente y entrar en armonía con el cuerpo. Es ideal para personas sensibles a las vibraciones sonoras que buscan retirarse del ruido de la cotidianidad.
  • Karma yoga: va dirigido para aquellos que desean servir a la humanidad, debido a se plantea el yoga como un camino desinteresado y una acción que se ofrece a Dios sin esperar recompensas.
  • Tantra yoga: Trabaja en el ritual, meditación y misticismo; es un error relacionarlo totalmente como una forma de sexo espiritualizado, ya que este es sólo una mínima parte de él.
  • Jnana yoga: conocido como el yoga del verdadero conocimiento, los que practican esta filosofía buscan la sabiduría a través de ellos mismos mediante el debate y la razón. Se enfoca a personas con mente analítica y racional que puedan sacar el máximo provecho a esta práctica.
  • Laya yoga: también denominado yoga kundalini, se basa en prácticas que actúan sobre los chakras o centros energéticos, con el objetivo de dominar la función de cada uno de ellos. Este tipo se aconseja para aquellos que practiquen con con un maestro experimentado, debido a que puede ser poderoso.
  • Raja yoga: conocido como “la senda del rey” se centra en el desarrollo de la mente y es considerado por algunos el tipo de yoga más clásico, teniendo como objetivo mejorar la concentración y alcanzar la unión.
  • Kriya yoga: consiste en una técnica avanzada para la evolución espiritual y el arte científico de la unión con el propio ser.
  • Sahaja yoga: su objetivo es conseguir la consciencia plena del verdadero Ser, con la unión del poder omnipresente del amor Divino.
  • Anusara yoga: se le conoce también como el yoga de la filosofía tántrica, donde el universo percibido a través de nuestros sentidos es percibido como una manifestación de la Divinidad.
  • Kripalu yoga: también llamado yoga de la autoaceptación, es un instrumento para la autonomía y el crecimiento personal.

Yoga aéreo

Como su nombre lo indica, consiste en practicar yoga en el aire donde el cuerpo se relaja y los músculos trabajan constantemente, con trabajos de tonificación y estiramientos que otorgan una mejor flexibilidad. Las posturas se realizan en una especie de hamaca combinando técnicas de gimnasia aeróbica, circense, pilates y artes aéreas.

Entre sus beneficios destaca el incremento de la fuerza, flexibilidad, balance y resistencia, además, las posturas invertidas mejoran el sistema circulatorio y logran transportar más sangre a la cabeza, despejando así la mente y el cuerpo de oxigena mejor. Al ser un ejercicio completo de cuerpo y mente, es ideal para aquellos que buscan ejercitarse y divertirse al mismo tiempo.

Yoga y la respiración

Se dice que la respiración es vida, por lo cual el yoga la utiliza como uno de sus principales recursos, asimismo puede ser utilizada de dos formas:

  • Atraer más oxígeno a la sangre y así al cerebro
  • Controlar el prana o la energía vital que conduce al control de la mente

Se hace uso constante del Pranayama, que consiste en el control de la respiración mediante una serie de ejercicios previos especiales para estas necesidades y mantener el cuerpo saludable. Su dominio se considera como la forma más alta de disciplina que logra la purificación de uno mismo, la mente y el cuerpo.

Beneficios del yoga

[Fuente: www.freepik.es]

[Fuente: www.freepik.es]

Su práctica garantiza una serie de beneficios tanto físicos, mentales y espirituales para aquellos que lo practiquen de manera constante.

Beneficios físicos

  • Fortaleza: las asanas tonifican cada parte del cuerpo
  • Resistencia: la práctica regular incrementa la capacidad de trabajo
  • Flexibilidad: un cuerpo joven es mantenido y restablecido a través de un correcto estiramiento
  • Postura: mientras el tono y la flexibilidad se equilibran, se establece una postura erguida y sin esfuerzo
  • Energía: la mejora del funcionamiento glandular y la relajación profunda dejan a uno fresco y calmado
  • Salud: Un estado de bienestar consistente es experimentado cuando la mente y el cuerpo están equilibrados
  • Mejora de la circulación sanguínea

Beneficios mentales

  • Concentración: la penetración de las posturas de yoga profundiza y extiende la concentración, la memoria y la atención
  • Estabilidad emocional: el contacto con el yo interno nos da perspectiva sobre la vida y aísla la mente de las alteraciones
  • Paz: tranquilidad en el mente, tolerancia en la mente y la absorción en el yo interno genera un estado permanente de paz y tranquilidad
  • Autoreconocimiento: desarrolla las habilidades necesarias para comprender el funcionamiento de la mente a través de la observación de la actividad del propio cuerpo y de la respiración
  • Desarrollo integral y progresivo de mente y cuerpo: facilitando la expresión de los potenciales del practicante y fortaleciendo el autoestima
[Te puede interesar: ¿Cómo está tu higiene psicológica?]

Beneficios espirituales

  • Sabiduría: una práctica persistente desarrolla el conocimiento que florece como sabiduría
  • Libertad: la ecuanimidad y la sabiduría conducen a la experiencia de libertad en la vida diaria
  • Integración: la exploración regular y la conexión de las capas mentales, espirituales, físicas y emocionales conducen a un estado íntegro de armonía
  • Descanso mayor durante la noche
  • Calma: otra forma de afrontar los problemas

Yoga en el embarazo

[Fuente: www.freepik.es]

[Fuente: www.freepik.es]

Sin duda es una de las actividades recomendadas para mujeres embarazadas, no sólo por el poco esfuerzo físico que requiere, mejora en circulación, fortalecimiento de músculos y flexibilidad, sino por los beneficio a nivel mental.

[Te puede interesar: Descubre las claves del ejercicio físico durante el embarazo]

Yoga para niños

El yoga puede plantearse de manera divertida para niños de cualquier edad, donde disfrutaran y obtendrán una serie de beneficios para su cuerpo:

  • Estimulación de estado de alerta
  • Sensación de relajación
  • Mayor calidad del sueño
  • Sensación de comodidad y control del entorno
  • Aprender a respirar correctamente
  • Conexión con el mundo espiritual
  • Mayor flexibilidad física
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico

El yoga es una práctica que produce cierto estado de bienestar físico y mental, el cual para empezar a practicarlo no requerirá de una excelente condición física sino ganas de realizar esta disciplina para sacar el mejor provecho. En todos los casos se debe acudir a centros especializados quienes aconsejaran qué tipo de práctica conviene y cómo comenzar.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

19 + Once =

Andrea Paredes

Conoceme Mejor
Soy: Responsable, creativa y crítica
Me gusta:
No me gusta: