Tiramos a la basura kilos de comida aprovechable
Previo
Aleatorio
Cómo usar con responsabilidad las redes Wifi públicas
Siguiente
Solidaridad

Gente dedicada a hacer los sueños realidad

Resulta difícil imaginarse una misión más solidaria que trabajar para que se cumplan los sueños de las personas que más lo necesitan. A tan noble fin se dedican diversas entidades de carácter altruista. Aquí os dejamos algunos interesantes ejemplos.

Hacer realidad los sueños de las personas que más lo necesitan a nivel afectivo es precisamente el objetivo del proyecto La Fábrica de los Sueños de Get Your Dreams Fundació.

A través de esta iniciativa se atiende de forma individual a toda persona que llega para compartir su sueño y verlo realizado. Dichos sueños debe ser siempre coherentes y susceptibles de dar un impulso importante a la vida del soñador. Además, no tienen que estar al alcance del soñador a través de sus propios medios y recursos materiales, humanos ni económicos. Igualmente, deben ser deseos compatibles con su edad y salud.

Una de las primeras soñaras que hizo realidad su deseo gracias a este proyecto fue una joven con parálisis cerebral y una severa escoliosis. Su sueño, al fin cumplido, era la adquisición de una silla adaptada que facilitara la realización de los cuidados necesarios para su correcta higiene personal.

Si esta iniciativa está dirigida a todo tipo de personas, en el caso de la fundación holandesa Ambulancia del Deseo, se trabaja específicamente con enfermos terminales. Se trata de ayudarles a cumplir su última voluntad. Así ocurrió con la protagonista de una imagen que ha dado la vuelta al mundo. En ella, se puede ver a una mujer en camilla que fue trasladada por la fundación al museo Rijksmuseum de Ámsterdam para poder contemplar una vez más su cuadro favorito de Rembrandt.

Finalmente, vamos a citar a una de las múltiples entidades dedicadas a la infancia. Nos referimos a la Fundación Pequeño Deseo. Como señalan desde su página web, “a veces, cumplir el deseo de un niño es su mejor medicina”. Trabajan principalmente en hospitales con niños gravemente enfermos.

Los deseos son tan variados como la imaginación de los niños, pero suelen agruparse en torno a cuatro categorías: quisiera ser (policía, veterinario, piloto…), quisiera tener (un piano, un scalextrix, un peluche…), quisiera ir (a ver el mar, al parque de atracciones, a una excavación arquológica…) y quisiera conocer (a un futbolista, a su personaje de ficción favorito, a su ídolo…).

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Solidaridad soyresponsable.es

Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: