Ampliar el permiso de paternidad, solución para retener el talento
Previo
Aleatorio
Corales: ¿cómo los podemos recuperar?
Siguiente
Solidaridad

La ética y la RSC como activo dentro de la empresa

La ética, las buenas prácticas y la responsabilidad deben de mutar de estrategia a cultura empresarial

La responsabilidad va en serio. Para todas las facetas, guardar la ética y adoptar voluntariamente un compromiso de responsabilidad revierte directamente en los beneficios de las compañías. Por este motivo, hasta la fecha, se habían adoptado estas prácticas como parte de la estrategia de empresa.
Las empresas continúan evolucionando en este sentido y, cada día con más fuerza, se presentan a los ciudadanos con una nueva cara: un modelo de trabajo equitativo y que remueve las barreras, el deseo de mejorar el entorno en el que interactúan y el respeto hacia el medio ambiente. Estos tres factores son el eje de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y conforman un modelo de gestión altamente novedoso que involucra a todos: desde la alta dirección hasta el último trabajador.

La mayoría de empresas incorporan estas frases en su discurso, siendo pocas las que las aplican transversalmente a todos los apartados de la empresa.

Para que sirva de inspiración, proponemos dos modalidades como son el voluntariado corporativo y el marketing con causa.

Programas de voluntariado corporativo

Las empresas adoptan, cada día más, programas de voluntariado corporativo. Una gran aportación surgida de la mano de las ONG y la Responsabilidad Social, son los programas de voluntariado empresarial, que el OVC (Observatorio de Voluntariado Corporativo) define como “el conjunto de actividades promovidas y apoyadas por una empresa (…) a causas, proyectos y organizaciones sin ánimo de lucro”. La novedad de este compromiso ético de las empresas es la oportunidad que brindan a sus empleados para que se adhieran de manera libre y responsable a mejorar el entorno en comunidades que les necesitan especialmente.

BBVA, por ejemplo, se adscribió al programa de voluntariado de la Fundación “Haz Lo Posible” en 2007 y permite a sus trabajadores (también jubilados y prejubilados), a través de la oficina de voluntariado corporativo, desarrollar dichas tareas para contribuir activamente a la mejora de la sociedad.

Marketing con causa

Se trata de la herramienta más infalible para la captación de clientes y consiste en incorporar al lanzamiento de un producto o un servicio una causa solidaria que le dé promoción para conmover y apelar a la sensibilidad de los clientes. Un ejemplo claro puede ser la alianza estratégica entre Antena 3 y Axa Seguros mediante la campaña “Ponle Freno”.

La ética y el modelo de gestión que inspira la RSC son fruto del compromiso voluntario de las compañías de establecer buenas prácticas empresariales, pero también forman parte de una estrategia de percepción para mejorar su reputación a nivel global. De hecho, la ética empresarial está incluida en las denominadas estrategias triple win, en las que todos ganan:

– Gana la empresa porque está comprobado que, mejorando su imagen de cara a la sociedad en la que interactúa, obtiene grandes beneficios.

– Gana la sociedad porque es beneficiaria directa de las buenas prácticas empresariales que pone en marcha. Los clientes de la compañía se sentirán mejor sabiendo que contribuyen a una causa solidaria.

– Ganan las comunidades a las que se destinan los fondos obtenidos gracias a las campañas de marketing responsable.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Trece + Diez =

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo