Learning analytics, estudiando la oferta formativa
Previo
Aleatorio
La formación como herramienta contra la pobreza
Siguiente
Solidaridad

La importancia de un salario justo para el desarrollo

La fijación de un salario justo, debe ser una máxima, para todas las empresas hacia sus trabajadores.

Estipular una cantidad acorde a las necesidades de los empleados y garantizar su nivel de vida teniendo en cuenta el coste de la vivienda, las facturas y la cesta de la compra es una tarea principal para lograr la felicidad de los trabajadores y lograr así que estén a gusto desarrollando sus actividades diarias. Un salario justo debe estar en consonancia, por supuesto, a la generación de valor. Por tanto, antes de aceptar un empleo debes valorar y examinar de manera pormenorizada las tareas que se exigen, la cualificación que se demanda y, en definitiva, calcular de manera justa si lo que te ofrecen está alineado a lo que paga el mercado laboral por las mismas labores en un territorio determinado.

De arriba a abajo

La diferencia de salarios entre la alta dirección y un trabajador base ha dado lugar a numerosos recelos sobre la manera adecuada de calcular las remuneraciones. En los últimos años, con la llegada de la crisis económica, el recorte de derechos en materia de despidos y la desorbitada tasa de paro, no parece que, a pesar de todo, se haya llegado a un modelo igualitario e imparcial en el cálculo de estos salarios. Por no hablar de las divergencias, aún muy latentes, entre los sueldos de hombres y mujeres (ellas, por detrás en la escala de salarios). Y lo peor de todo: en una sociedad (la española) que ha visto acrecentar no solo la brecha salarial (los ricos son cada vez más ricos y viceversa: los pobres, cada vez lo son más), sino además la desigualdad social en su conjunto, los poderes políticos aún no han llegado a un acuerdo más allá del límite del salario mínimo interprofesional que regule los salarios para hacerlos justos y equitativos.

Los convenios colectivos cada vez tienen menos presencia en las grandes corporaciones y, debido a la precariedad, los salarios han experimentado un fuerte recorte que está mermando la calidad de vida de las personas, tocada especialmente por el incremento de precio de coberturas básicas como las facturas energéticas. Ante este panorama, ¿tú qué harías?

Aportación de valor

Las empresas deben de ser conscientes de que, cuando lanzan una oferta de trabajo y solicitan un perfil específico y altamente especializado, debe ser remunerado conforme a una escala profesional. Sin embargo, en los últimos años, algunas buenas prácticas se han quedado por el camino. Basta observar el retroceso que, en materia de salarios, ha experimentado España desde que la crisis dio comienzo. Abogar por empresas responsables es propugnar un modelo de buenas prácticas que, por supuesto, deben comenzar con los propios trabajadores de la compañía.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo