Power walking, mejor andar que correr
Previo
Aleatorio
Conoce y prevén los riesgos del running
Siguiente
Nepal no puede recuperarse sin inyecciones privadas
Solidaridad

La recuperación de Nepal depende de la empresa privada

Ante la incapacidad económica de las ONG y la reducción de los fondos públicos para cooperación, el único que puede aportar fondos para impulsar la recuperación de Nepal es el capital privado de las compañías.

La atención a las más de 9,5 millones de personas afectadas por los terremotos que han sacudido Nepal está en manos de las empresas. Las aportaciones económicas de las ONG no son suficientes para ofrecer la asistencia humanitaria más inmediata a cerca de un cuarto de la población nepalí que se ha visto afectada por los movimientos de tierra. La alternativa, las contribuciones de dinero público, tampoco es factible en los tiempos que corren, ya que el presupuesto para cooperación internacional se ha rebajado en los últimos años de crisis económica.

Por tanto, quemados ya estos cartuchos, la única vía que podría ayudar a los millones de víctimas que ha dejado el seísmo es la colaboración de las empresas, que tienen en esta catástrofe una oportunidad para manifestar su responsabilidad social.

Una segunda fase para rehacer infraestructuras

La contribución al bienestar de la población nepalí que pueden aportar las empresas va en dos direcciones. Por un lado, los fondos para atender de manera inmediata a las víctimas de la desoladora catástrofe de Nepal. No solamente en lo que se refiere a los servicios sanitarios, sino también a la reconstrucción de las infraestructuras más urgentes, como las viviendas.

Se estima que alrededor de 320.000 niños de la región de Katmandú se ven obligados a dormir a la intemperie o bajo improvisadas carpas que difícilmente los protegen del frío o las lluvias. El país ha quedado con las carreteras y los puentes desechos, por no mencionar los colegios u hospitales que han quedado en escombros. Por otro lado, en una segunda fase, la ayuda de las empresas se sitúa en torno a sus conocimientos técnicos para optimizar la reconstrucción del país.

En este periodo no sólo los fondos económicos, sino también los conocimientos de las empresas serán esenciales para recuperar el bienestar de los millones de nepalíes azotados por el seísmo.

Se tratará, si las corporaciones quieren, de una etapa en que las empresas podrán demostrar si su compromiso social va más allá de los intereses puramente económicos. No obstante, para llegar a este periodo antes se ha de ofrecer la asistencia humanitaria primaria, la que urge en la actualidad y ante la que las ONG han quedado desbordadas.

Nepal necesita colaboración entre todas las partes

El tándem de capital privado y ONG se presenta como alternativa. Las entidades aportan experiencia y proximidad a los afectados y las corporaciones, fondos y medios técnicos

La colaboración entre ONG y empresas se hace cada vez más necesaria en el campo de la cooperación internacional. El caso de Nepal es una muestra. Ya que las administraciones públicas se han apartado sutilmente del desastroso panorama, el tándem que pueden componer las organizaciones no gubernamentales y las empresas se presenta como una de las únicas vías de salida para mejorar las condiciones de vida de los más desfavorecidos.

Las organizaciones sin ánimo de lucro pueden aportar su experiencia, el conocimiento y la proximidad a las comunidades locales, así como su preparación para ofrecer ayuda inmediata en situaciones de emergencia, pero la empresa privada puede complementar esta ayuda con fondos, inicialmente, y luego con medios técnicos, lo que permitiría establecer los objetivos de recuperación de las zonas devastadas a largo y medio plazo.

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

soyresponsable
soyresponsable
Transformar la realidad en un futuro más #sostenible
Conoceme Mejor
Soy: soy responsable
Me gusta: La diversidad, el bienestar, la naturaleza. Convencidos de la importancia que tienen las acciones individuales como motor de los cambios colectivos. La posibilidad de construir un futuro mejor empezando por los cambios en uno mismo
No me gusta: El egoismo