Los coches eléctricos más futuro que presente
Previo
Aleatorio
Bioconstruir o cómo deberían ser nuestras casas
Siguiente
Solidaridad

Muebles reciclados que fomentan la inclusión

L’estoc es una empresa social dedicada a la producción y venta de muebles reciclados que emplea a personas con discapacidad intelectual. De este modo, se les abre una puerta al mundo laboral y se contribuye a su desarrollo profesional e individual.

El local que alberga el taller y la tienda de L’estoc se encuentra ubicado en el barrio barcelonés de Poblenou, donde arrancó esta cooperativa de iniciativa social hace unos tres años. Fue fundada por el emprendedor social Jordi Mayals, que a través de esta empresa ha puesto en práctica su concepto de economía sostenible, en el que se unen tanto las cuestiones sociales como las ambientales.

“Alrededor del 75% de las personas con discapacidad intelectual están en paro, esto es el triple de la media nacional. Eso a pesar de que muchas podrían trabajar en la empresa ordinaria”, explica Mayals a Noticias Positivas. L’estoc es un claro ejemplo de que es posible dar un empleo digno a estas personas. “Hacemos un producto único, de mucha calidad, y queremos que este sea nuestro principal atractivo. De hecho, cuando la gente entra en nuestro establecimiento, suele ser simplemente porque han visto los muebles expuestos en la tienda, no por la labor social que hay detrás. Esta es la mejor forma de conseguir la normalidad, que es lo que queremos”, destaca el fundador.

Escaparate

Proceso de producción

En L’estoc se diseñan y crean muebles nuevos a partir de muebles antiguos en desuso y materiales reciclados. Mayals señala que siempre buscan el toque original y sorprendente en todas sus composiciones. “Por ejemplo, con una bobina es posible hacer una mesa; de una persiana, puede salir un banco, y la madera de un palé es aprovechable para un armario. Se trata de darle un valor añadido a cada pieza”.

Los empleados trabajan la pieza desde el principio de este proceso. La arreglan, le hacen el tratamiento necesario, la pulen, pintan y barnizan. Incluso se involucran en el diseño, a pesar de que este es responsabilidad del diseñador y del jefe del taller. “Siempre intentamos que participen los chavales en el proceso de creación porque es una forma de motivarles. A veces te sorprenden las cosas que pueden aportar”, asegura el fundador.

El resultado de toda esta labor es un mueble único de gran calidad. “Por eso, una de nuestras señas de identidad es el número. Cada pieza está numerada precisamente porque es única”, afirma orgulloso Mayals.

más l'estoc

Empresa joven y con proyección

A pesar de su corta vida, L’estoc ha recibido ya importantes reconocimientos, como son la inclusión en los programas de apoyo al Emprendimiento Social de la Fundación La Caixa, en el año 2012, y de la Generalitat de Catalunya en 2011.

soy responsable sala

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Solidaridad soyresponsable.es

Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: