¿Es el coche eléctrico más rentable?
Previo
Aleatorio
Las sentadillas son el ejercicio físico "multibeneficio"
Siguiente
Lo que suponen las fundaciones para la sociedad
Solidaridad

Qué hacen las fundaciones por la sociedad

La Mutilación Genital Femenina, también conocida como ablación, es una de las prácticas más brutales que se están ejerciendo contra las mujeres en la actualidad. La Fundación Mujeres Felices consigue revertirlo mediante cirugía a muchas mujeres en Burkina Faso, uno de los países más pobres del mundo.

Los padres de los enfermos de la Niemann Pick, una enfermedad rara, luchan contra el tiempo para pagar a los investigadores que buscan la causa y la posible mejora de la salud a través de la Fundación Niemann Pick. Necesitan recaudar fondos para pagar a los investigadores pues el Estado no se “ocupa” de esto.

Fundaciones y su aportación a la sociedad

Estos dos son ejemplos de fundaciones que ayudan a la sociedad. Una fundación busca captar fondos privados para intereses generales, especialmente para temas como los de justicia social, proyectos de larga duración en el tiempo y en actuaciones arriesgadas, que es muy difícil, casi imposible, se desarrollen bien en el ámbito del sector público. Por esto, el Estado ayuda con ventajas fiscales a estas entidades. Pero también empresas como una residencia geriátrica, una universidad, un centro educativo, un centro de salud, etc. Y todo lo que rodea a la cultura, desde la organización de conciertos hasta los festivales de música.

Todos estos casos tienen en la fundación su mejor forma jurídica, pues podrán otorgar ventajas fiscales para los donantes y obtener ventajas como las relativas a las rentas generadas. No hacerlo mediante una fundación puede ser ocasión de perder oportunidades. Incluso en época como la actual de crisis y de recortes en el que se han visto reducidas las ayudas del Estado, se ha seguido favoreciendo y ampliando la participación ciudadana en la cultura, con una mayor desgravación en la renta y en el impuesto de sociedades.

Así, y a modo de ejemplo, los amigos de cualquiera de estas fundaciones que aportan 150 euros al año en 2014, ya en 2015 se desgravan el 50% en su renta y en 2016 un 75%: es decir, que con unos 37 euros terminan aportando 150 a su fundación.

De modo similar han aumentado las desgravaciones para las empresas, ya sea por sus aportaciones en dinero o mediante convenios de colaboración en la organización, o con bienes, hasta un 40% en la base de su impuesto de sociedades.

Todo esto es imposible mediante la forma jurídica de una asociación (salvo las declaradas de utilidad pública) o una sociedad mercantil .

Comentarios
Deja tu respuesta

Deja tu comentario

Ramón Pérez Lucena
Ramón Pérez Lucena
Abogado y Doctor en Derecho, con despacho en Zaragoza, Granada, Málaga, Madrid y Barcelona.
Conoceme Mejor
Soy:
Me gusta:
No me gusta: